Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un carril bici de la red Bicivia, cuya expansión es uno de los proyectos previstos por el Plan de Sostenibilidad Ambiental / AMB

El AMB cierra con el BBVA el préstamo de 110 millones para financiar su plan verde

El banco lidera el acuerdo, en el que también participan Bankia, Caixabank, Santander y el Sabadell, para financiar inversiones sostenibles en 35 municipios de Barcelona

3 min

El Área Metropolitana de Barcelona ha firmado un préstamo sindicado verde de 110 millones de euros liderado por el BBVA para financiar el Plan de Sostenibilidad Ambiental del organismo público. Tal y como avanzó Crónica Global, el ente supramunicipal acudió al mercado financiero para costear el paquete de inversiones verdes previsto en el plan hasta 2023.

Según ha informado la institución en un comunicado, el BBVA actuará como coordinador y agente sostenible de esta operación financiera, que contempla el préstamo verde de 110 millones. También participan, a partes iguales, Bankia, Caixabank, Banco Santander y Banco Sabadell.

35 municipios implicados

El plan permitirá a 35 ayuntamientos de localidades metropolitanas desarrollar proyectos centrados en la movilidad sostenible y la transición energética. La reactivación económica y la mejora en la calidad de vida de la ciudadanía estarán también entre las prioridades de estas inversiones.

El AMB se ha comprometido a hacer un seguimiento de los proyectos y su impacto medioambiental para verificar el cumplimiento de los criterios de sostenibilidad previstos en el acuerdo. Según el organismo metropolitano, la creación del plan forma parte de las medidas desplegadas para paliar los efectos derivados de la crisis del coronavirus.

Carriles bici y pérgolas solares

El nuevo plan parte del doble objetivo de paliar el impacto económico de la pandemia y dar soporte a los municipios metropolitanos para potenciar la sostenibilidad ambiental de su territorio. Los proyectos de desarrollo impulsados tendrán el enfoque en la transición ecológica y energética, así como en la movilidad urbana sostenible y adaptada “a nuevos requerimientos surgidos de la nueva normalidad”.

Un ejemplo será la creación de nuevos tramos de carriles bici dentro de la red Bicivia, así como la ampliación de los servicios de bicicleta compartida. En cuanto a la transición energética, ya está en marcha la instalación de cubiertas solares y pérgolas fotovoltaicas, que permitirán disponer de energía verde de proximidad. Todos los proyectos seleccionados deberán cumplir al menos tres de estos ocho requerimientos ambientales: consumo de energía limpia, gestión responsable del agua, innovación ambiental, movilidad sostenible, economía circular, conservación de la biodiversidad y edificaciones sostenibles.