Menú Buscar
Imágenes de las muñecas de la empresa Wawa que simulan ser menores de edad / CG

Amazon la lía con la venta de muñecas para pedófilos

El Ministerio de Consumo pide a la tecnológica que retire los torsos sexuales que simulan ser menores de edad

4 min

Incendio contra Amazon por la distribución en su plataforma de muñecas sexuales para pedófilos. La tecnológica sufre una descomunal crisis de reputación por la comercialización que hacía hasta hoy miércoles de los torsos para placer personal que fabrica la empresa Wawa. La venta de los polémicos artículos, que simulan ser partes del cuerpo de menores de edad, ha provocado las críticas de la oposición y del Ministerio de Consumo, que ha exigido la retirada de los objetos.

La polémica ha arrancado con una pregunta parlamentaria del senador de Compromís, Carles Mulet, que ha entrado una petición al Gobierno para cerciorarse de si considera "aceptable esta práctica" y si, en el ejercicio de sus competencias, pensaba "adoptar alguna medida para regular o prohibir estas ventas como sí han hecho otros países". Se refería Mulet a Francia, donde Amazon sí retiró los polémicos artículos. En España aún se podían adquirir el miércoles por la mañana, hasta que las críticas han arreciado al calor de un artículo de 20 minutos, que ha adelantado la disponibilidad de los polémicos productos en nuestro país. A renglón seguido, ha intervenido el Ministerio de Consumo, que ha hecho que ha pedido la retirada de los objetos por carta.

Retirados

El departamento que comanda Alberto Garzón ha pedido desclasificar los torsos masturbadores, sí, pero también ha planteado una reunión con Amazon para "abordar las necesarias medidas de control y restricción en la venta por internet". Consumo considera que "supone una utilización vejatoria del cuerpo de la mujer, contraria a la Ley General de Publicidad", por lo que también ha trasladado el caso a la Fiscalía por si procede iniciar diligencias contra la tecnológica.

El ministro de Consumo, Alberto Garzón / EP
El ministro de Consumo, Alberto Garzón / EP

En paralelo a la reacción del Gobierno, las críticas a Amazon se han intensificado. Muchas de ellas llevan la etiqueta #AmazonPedofilia. Otras las ha canalizado la cuenta de Twitter SickStoppers, que ha sido suspendida durante la jornada de hoy.

Amazon: "No permitidos"

Consultada por este medio, un portavoz de Amazon ha señalado que “la protección de menores, tanto niños como adolescentes, es una prioridad para Amazon. Todos nuestros colaboradores comerciales deben seguir nuestras directrices y normas de venta y aquellos que no lo hagan estarán sujetos acciones por nuestra parte que pueden incluir la eliminación de su cuenta". Según la misma fuente, "recientemente hemos establecido medidas aún más estrictas en el área de productos eróticos y las estamos aplicando en consecuencia”. La tecnológica ha querido dejar claro que "es muy importante tener en cuenta que los artículos que han generado la nota del Ministerio han sido retirados de nuestra tienda. Además, este tipo de artículos no están permitidos en Amazon ya que viola nuestra política que prohíbe la venta de artículos que impliquen pornografía infantil y juvenil".

Lo factual es que hace unas horas los productos sí estaban disponibles, y con reseñas muy controvertidas. No en vano, los juguetes de Wawa, que simulaban ser niñas con minifalda, se vendían con el reclamo de venir en paquetes de cinco, todos ellos de silicona. Según el fabricante, permitían "diferentes posiciones sexuales y diferentes sentimientos", todo ello para el "placer sensual final".