Menú Buscar
Centro logístico de Amazon en San Fernando de Henares / EFE

Amazon dispara el 80% el coste de ser cliente ‘prime’

Argumenta que en los últimos cuatro años había mantenido el coste de este servicio aunque había mejorado los beneficios de los suscriptores

31.08.2018 08:57 h.
3 min

Ser cliente prime de Amazon es desde este viernes un 80% más caro. Los usuarios deberán pagar ahora 36 euros en lugar de los 19,95 euros de hasta la fecha. En contrapartida, la multinacional se compromete a mejorar los tiempos de entrega y en eliminar los gastos de envío.

Sus portavoces justifican en declaraciones a Europa Press que la decisión no se ha tomado “a la ligera”. Afirma que se la revalorización ha sido muy estudiada y que se ha tomado tras cuatro años de precios congelados. Se indica que en este tiempo los beneficios para los clientes han mejorado de forma destacada, con el lanzamiento de plataformas como Prime Video o Prime Music, sin ningún coste adicional.

Clientes suscriptores

Pero esta actitud comercial tan agresiva les ha pasado factura y se requería una contraprestación económica, la que se ha empezado a aplicar esta semana. Ya ha propiciado algunas quejas de los usuarios, que pedían más información al respecto.

Los clientes que se den de alta desde hoy en el servicio Prime ya pagarán 36 euros. Los clientes que estaban en periodo de prueba o los que ya se habían dado de alta pero tengan que renovar la suscripción anual, se les respetará el precio de 19,95 euros hasta el próximo 2 de octubre. También dispone de un plan mensual que costa 4,99 euros.

Subida en EEUU

Amazon activó sus servicios prime en España en 2011 a un coste de 14,95 euros al año. Se había subido hasta los 19,95 euros en 2015, la única subida hasta la fecha. La ventaja más interesante para los suscriptores de Madrid, Barcelona y Valencia los plazos de entrega de una hora de ciertos productos que están en stock.

Cuenta en todo el mundo con más de 100 millones de clientes prime. En EEUU ya aplicó una revalorización del coste del servicio, aunque en este caso se parte de precios mucho más altos. Los ciudadanos de ese país pagaban al año 99 dólares (84,80 euros al tipo de cambio actual), coste que se elevó hasta los 119 dólares (101,93 euros) con las nuevas políticas del gigante del comercio electrónico.