Menú Buscar
Amancio Ortega, fundador y máximo accionista de Inditex / EFE

Amancio Ortega toma la mayoría de Enagás

El fundador de Inditex compra el 5% de acciones de la energética al desembolsar 281,63 millones de euros

4 min

El fundador de Inditex, Amancio Ortega, ha tomado el control de Enagás este jueves con la compra del 5% del capital del grupo. El empresario se convierte así en el mayor accionista privado de la compañía de gas, con la misma participación de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

Ha vehiculado su inversión a través de la sociedad Partler 2006, una de las firmas más conocidas del conglomerado Pontegadea ya que es la que controla todos los títulos del gigante de la moda (el 59,29% del capital). El empresario ha aprovechado la ampliación de capital que la energética había lanazado con el objetivo de reforzar su posición en la estadounidense Tallgrass

Búsqueda de 500 millones

Enagás buscó en el mercado 500 millones de euros mediante la colocación privada de 23,25 millones de título que valían cada una de ellas 21,50 euros. Esta cifra incluye el valor nominal y la prima de emisión. Supone un descuento del 1,46% en la adquisición de títulos si se compara con el valor alcanzado en el cierre de la sesión bursátil de este miércoles, cuando llegó a los 21,82 euros. 

Tras conocerse la entrada de Ortega en el capital, las acciones de la gasista se situaron en lo más alto en una sesión tendiente a plana del Ibex 35. Se han apuntado un ascenso del 1,65% y han alcanzado los 22,18 euros. 

El grupo ya ha avanzado que la entrada en circulación de los nuevos títulos no afectará a sus compromisos de reparto de dividendo del ejercicio en curso. Está previsto que entren en circulación en las bolsas de Madrid, Barcelona, Bolbao y Valencia el próximo 20 de diciembre. La operación se ha realizado con el apoyo de Goldman Sachs

Pontegadea supera el inmobiliario

Pontegadea controla un imperio valorado en unos 10.000 millones de euros. Además de Inditex, la firma de inversión tiene una posición muy destacada en el sector inmobiliario internacional. Pero tanto su entrada en Enagás como la compra del 10% de Teixius, la filial de infraestructuras de Telefónica, en julio de 2018 por 378,8 millones se abren a otro tipo de activos. 

Según explican desde la compañía a EFE, en ambos casos se trata de empresas que explotan actividades (la gestión de empresas, cables o gaseoductos) que dan servicios a otros privados. En línea, según los mismos interlocuotres, a las decisiones de compra de la división del ladrillo. Recuredan que sólo se adquiren oficinas o locales comerciales y que no han puesto nunca un pie en el segmento de particulares. La estrategia que no se cambiará ni en el corto ni en el medio plazo.