Menú Buscar
Recogida de aceitunas para aceite de oliva en Andalucía, en una imagen de archivo / EFE

Los altos precios del aceite de oliva español ponen en riesgo las ventas al exterior

Los exportadores temen que los consumidores internacionales opten por la producción de otro país o por otro tipo de producto

3 min

La campaña de aceite de oliva 2016-17 ha sido muy difícil. Las condiciones meteorológicas han reducido la producción tanto en España como en sus competidores directos del Mediterráneo, y la falta de existencias ha tenido como consecuencia directa un aumento de los precios. La situación recuerda a la de la temporada 2014-15, cuando el coste del oro líquido superó los cuatro euros el litro.

Ahora, todavía no se ha alcanzado este nivel: los precios de origen se mueven entre los 3,80 euros el litro y los 3,90 euros el litro, un precio ampliamente superado por le consumidor final. Este aumento ha puesto en alerta a los exportadores, que auguran una campaña “complicada” y una disminución de las ventas al exterior.

Los competidores

El aceite de oliva que producen los países del norte de África es más barato. “Esto hace que, pese a la calidad asociada al producto español, los consumidores internacionales pueden decantarse por otros orígenes”, asegura Rafael Pico, director general de Asoliva, la asociación de la industria y el comercio exterior del aceite de oliva.

Pese al aumento de precios en estos productores, aún no han alcanzado el del producto español. Pero las amenazas para el sector no radican solo en aceites menos costosos. “También cabe la posibilidad de que se decanten por otro producto, como el aceite de girasol, que no llega al euro el litro”, explica Pico. Los exportadores recuerdan que solo el 3% de la cuota de aceites y grasas (como la mantequilla) corresponde al aceite de oliva en el mercado mundial.

El impulso de Italia

Los productores se ciñen a las cifras: “El consumo continúa subiendo”, asegura Cristóbal Cano, el responsable sectorial de aceite de oliva de la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA). “Los precios actuales no impiden el acceso al consumidor, tampoco al internacional”, añade.

El impulso de Italia es crucial, aunque se dedican a la reventa. Tradicionalmente, el país adquiere el aceite español y lo envasa junto con el italiano. El mercado que más crece es Estados Unidos, aunque Francia, Reino Unido, Portugal, Bélgica e incluso China, siguen la lista.

Segunda campaña por encima de tres euros 

“Llevamos dos campañas a precios de más de tres euros, y no se ha notado en el consumo, al contrario”, indica Cano. En esta campaña, la producción se ha reducido a causa del clima.

Cano explica que ha sido una temporada seca con temperaturas altas en otoño. Esto ha provocado un bajo rendimiento de las aceitunas: aunque la producción ha sido la misma, el aceite que han sacado, ha sido menor.