Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un tren de alta velocidad de Renfe estacionado en la estación de Madrid-Puerta de Atocha, en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

La alta velocidad Madrid-Barcelona recuperó el 70% de la demanda previa a la pandemia

La presidenta de Adif ha cifrado en 18.434 millones de euros la inversión total asignada por el Estado a las líneas ferroviarias para el periodo 2022-2025

3 min

La línea de alta velocidad entre Madrid y Barcelona recupera los datos prepandemia y alcanza durante 2021 el 70% de la demanda de antes del Covid-19. Esto representa una mejoría sustancial que se ha dado desde la caída en picado, al 50%, de la media de 2020.

La presidenta de Adif, María Luisa Dominguez, durante su participación en un coloquio de Executive Fórum, ha puesto en valor la labor desarrollada por el gestor ferroviario para liberalizar las líneas de alta velocidad. Algo que habría beneficiado a la recuperación de la demanda, dado que ya compiten dos grupos --Renfe y SNCF-- con tres marcas y dos low cost --AVE, Avlo y Ouigo-- en este corredor entre las dos ciudades más grandes de España.

Más de 18.000 millones

Domínguez ha cifrado en 18.434 millones de euros la inversión total asignada por el Estado para el periodo 2022-2025. Esto, además, se le suma que la Administración ferroviaria será el mayor receptor de fondos europeos, con un total de 5.574 millones en inversiones directas.

La presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, en una imagen de archivo / Alberto Ortega - Europa Press
La presidenta de Adif, María Luisa Domínguez, en una imagen de archivo / Alberto Ortega - Europa Press

Esta inversión servirá, en un principio, para terminar los principales corredores de alta velocidad y actualizar las líneas convencionales de Cercanías y media distancia. Aunque no será la única mejoría, dado que Adif incorporará hasta 6.000 nuevos trabajadores a su plantilla hasta 2025.

Ferrolineras, hidrogeneras y ‘ecomilla’

La presidenta de Adif se ha referido también a las nuevas fórmulas complementarias al negocio convencional en el que ya trabajan. Esto supone la incorporación de ferrolineras, hidrogeneras y ecomilla. Es decir, puntos de recarga de vehículos eléctricos en sus estaciones con la electricidad en las catenarias, estaciones de repostaje de hidrógeno y áreas de cero emisiones en torno a las estaciones, respectivamente.

En cuanto al transporte de mercancías por ferrocarril, Domínguez ha señalado que el principal objetivo es descarbonizarlo, si bien ha apuntado que en la movilidad cada medio tiene una función, por lo que el ferrocarril se orientará a las largas distancia. Sin embargo, no competirá con la carretera en las cortas distancias, que también se tienen que complementar con otros medios como el aéreo o la navegación.