Menú Buscar
Trabajadores de la factoría de Alstom Wind en España

Alstom intenta ganarse el favor de los sindicatos y reduce los despidos en España

El próximo lunes empezarán las negociaciones de los ERE de los centros afectados por la venta a General Electric del negocio eléctrico, que implicarán la salida de 380 personas

4 min

Se acabó el tiempo de negociación en Europa. General Electric ha tomado el control del negocio eléctrico de Alstom y a partir del próximo lunes los directivos de ambas multinacionales se sentarán con los sindicatos en distintas mesas de negociación en España para empezar a debatir las condiciones de la reestructuración. De entrada, con el objetivo de ganarse el favor de los representantes de los trabajadores, los despidos en el país se reducirán de las 500 a las 380 personas afectadas.

El único centro que se beneficiará del nuevo plan de la multinacional estadounidense es el headquarter mundial de la división de Wind, situado en el barrio de la innovación de Barcelona, el 22@. Inicialmente se planearon 230 salidas en la compañía y finalmente los despidos planteados son 110.

Falta de previsión del ERE

Los sindicatos ven con buenos ojos la reducción, pero señalan que demuestra que General Electric trabajó poco el expediente de regulación de empleo (ERE) mediante el cual amortizará 6.500 empleos en todo el negocio energético que compró a Alstom. Y eso preocupa, y mucho, a la plantilla en España, que ve que su futuro está en el aire.

A pesar de la mejora inicial planteada por la compañía, los sindicatos avisan de que los 110 despidos en el centro de Alstom del 22@ implicará la práctica desaparición de la actividad. Preocupa especialmente que todas las salidas serán de personal cualificado que aporta un know how importante en el grupo y que genera un polo de atracción de empresas que desarrollan la tecnología o ingeniería necesaria alrededor de los aerogeneradores que se diseñan desde Barcelona, especialmente los que se instalan en el mar.

Evitar la pérdida de ‘know how’               

Por eso, los sindicatos mantienen su ruego a las Administraciones, tanto a la Generlitat como al Estado, para que medien y eviten un movimiento que consideran que descapitalizará uno de los principales centros de innovación de España.

General Electric ha agrupado varias mesas de negociación paralelas en España según las filiales de Alstom que operaban en el territorio. La plantilla de Wind será la que iniciará el proceso. En esa mesa se encontrarán los trabajadores del headquarter catalán, la plantilla que se encarga del mantenimiento de los parques eólicos del país y los trabajadores del centro de ensamblaje de Buñuel (Navarra), una de las plantas que se cerrarán.

Cuatro mesas de negociación

El mismo día también se iniciará la negociación con la plantilla de Alstom Hydro España, la factoría situada en la localidad de Cornellà del Llobregat (Barcelona) que también trabaja en la producción de una parte de los aerogeneradores y se cerrará.

La negociación en la planta de Thermal en Alcobendas (Madrid), donde se producirán despidos, se iniciará el 13 de mayo, casi el mismo día que se creará la cuarta mesa de negociación: la de los 25 trabajadores que trabajan en la instalación de parques eólicos en España.

Si no se generan conflictos laborales, el periodo de consultas se cerrará en un mes. Este es el principal objetivo de la multinacional.
Destacadas en Business