Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una locomotora de Alstom, en una imagen de archivo / ALSTOM

Alstom gana un contrato de 120 millones para entregar 24 locomotoras a Bélgica

La maquinaria será fabricada parcialmente en España, concretamente en el centro industrial de la compañía en Trápaga

3 min

Alstom suministrará 24 locomotoras eléctricas fabricadas en España a Bélgica. El contrato que ha ganado la compañía con el operador belga SNCB1 tiene un importe total de 120 millones de euros.

Las locomotoras eléctricas son Traxx de tercera generación, para su uso en el servicio de pasajeros. Sus sistemas de propulsión, concretamente, se fabricarán de forma íntegra en el centro industrial de Alstom en Trápaga (Vizcaya), la antigua fábrica de Bombardier.

Trenes transfronterizos

El pedido de Alstom forma parte de un contrato marco que prevé la entrega de hasta 50 unidades que se utilizarán a partir de 2026. El uso irá destinado, principalmente, a los trayectos nacionales y transfronterizos de las redes electrificadas de Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo y Alemania, entre las que se encuentran varias líneas de alta velocidad.

Las locomotoras están diseñadas para su uso con las distintas electrificaciones de las vías y están equipadas con el sistema ETCS, así como con todos los sistemas de señalización convencionales necesarios. De hecho, Alstom ha explicado que esta maquinaria es capaz de circular a una velocidad máxima de 200 kilómetros por hora.

Locomotoras y Trápaga

“Trápaga es una pieza clave en la red de centros industriales europeos de Alstom que, en coordinación, fabrican las locomotoras Traxx”, ha asegurado el director del centro industrial vizcaíno, Diego García. El ejecutivo ha remarcado la fusión de operativa “un año después de la integración de Bombardier en Alstom”, en la que han adaptado su “modelo de trabajo a las exigencias que trae consigo liderar la movilidad en el ámbito europeo”.

Las locomotoras se harán en España. No obstante, otros cinco centros de Alstom en Europa participarán en el proyecto: Mannheim (Alemania) será responsable del diseño; Kassel (Alemania), del ensamblaje; Siegen (Alemania) suministrará los bogies; y Wroclaw (Polonia) la carrocería. La planta de Alstom en Charleroi (Bélgica), por su parte, proporcionará los sistemas nacionales de señalización para los cuatro países y el sistema ETCS de nivel 2.