Menú Buscar
Los portales inmobiliarios se muestran preocupados por la situación catalana

El alquiler ‘se come’ más de medio sueldo de los menores de 35 años

El porcentaje calculado supera el 64, que sobrepasa con creces la recomendación oficial de destinar, como máximo, el 35%

3 min

El alquiler se come más de la mitad del sueldo de los menores de 35 años. En concreto, supone el 64,54% del salario de los inquilinos. Este porcentaje sobrepasa con creces la recomendación oficial de destinar, como máximo, el 35% a este gasto mensual.

Este cálculo corresponde al pago de una vivienda de 740 euros de media, lo que supone 79 euros más que en 2016, según el portal Pisos.com. En las grandes ciudades como Barcelona, sin embargo, es cada vez más complicado encontrar residencias con este valor.

Bajan los salarios y suben los precios

El portal analiza que ello se debe a la merma de la capacidad adquisitiva de los jóvenes a la hora de comprar o alquilar una vivienda, así como a la falta de empleo de calidad y a los bajos salarios, en paralelo a un mercado inmobiliario que está elevando sus precios. Todo ello repercute también en el ahorro de los jóvenes, hecho que les complica incluso cubrir los depósitos que exigen los propietarios.

El informe también analiza las compras. El precio medio de una hipoteca en España es de 535,87 euros mensuales. En este caso, los menores de 35 años solo invierten el 46,74% de su salario, un 3% más que en 2016. Pero en algunas regiones hay variaciones significativas. Por ejemplo, en Madrid, Baleares y Cataluña las hipotecas se sitúan en 783 euros, 705 euros y 646 euros, respectivamente.

Brecha salarial

Por otro lado, la brecha salarial de género se percibe también en indicadores como el de la vivienda. Esto se acentúa entre las trabajadoras menores de 35 años, que destinan el 73,29% de su salario al alquiler, frente al 57,95% que invierten los hombres, y el 53,08% a la hipoteca, frente al 41,96% que dedican los varones.

La fórmula de compartir piso para afrontar el gasto del alquiler es una opción cada vez más popular entre los jóvenes. A pesar de que el precio medio de la habitación ha subido el 6,75% respecto al año pasado, situándose en los 299,06 euros al mes, los precios se han mantenido más o menos estables con respecto a 2016, cuando experimentaron un incremento del 22,5%, de acuerdo al último informe de pisos compartidos realizado por la misma compañía.