Menú Buscar
Un piso en alquiler en Cataluña, donde los precios caen a mayor ritmo que en Barcelona / EFE

Alquilar una vivienda en Barcelona cuesta el 1,2% menos hasta septiembre

Los datos de precios trimestral muestran una contracción del coste de los arrendamientos en la capital catalana frente a una contracción del mercado en España

22.10.2019 12:59 h.
4 min

Los contratos de alquiler que se firmaron entre julio y septiembre en Barcelona mostraban un descenso medio de los precios del 1,2%. Así lo indica el índice inmobiliaria del portal de intermediación Fotocasa publicados este martes. Los datos señalan como el precio medio en el conjunto de Cataluña se contrajo el 2,5% y suma dos trimestres en negativo. El anterior cayó el 0,3%.

La capital catalana resiste mejor que el resto de la autonomía a la corrección del mercado del alquiler. Con todo, sólo hay dos distritos que cerrasen septiembre con repuntes de las transacciones. Fueron Sant Andreu, con un crecimiento del 1,6%, y Les Corts, con el 0,7%. En los ochos restantes se mantuvo el descenso, acusado en los más céntricos como Ciutat Vella.

Menos viviendas en alquiler

La rebaja que se da en Barcelona coincide en un momento en que el hay menos viviendas en alquiler, hecho que podría amortiguar la caída de los precios. Esta es la tesis que defiende la organización Fichero de Inquilinos Morosos (FIM) en su última radiografía del sector en España. Asegura que el número de activos en contratación ha crecido sólo el 1,95% al cierre del tercer trimestre, cifra que implica el 7,6% menos de viviendas que el mismo periodo de 2018.

Variación del número de inmuebles en alquiler en España / FIM
Variación del número de inmuebles en alquiler en España / FIM

El grupo justifica el desplome por los cambios legislativos que han entrado en vigor los últimos meses y por la inestabilidad tanto política como económica. Es decir, la repetición de elecciones el próximo 10 de noviembre y la entrada en una etapa de desaceleración del crecimiento internacional que ya ha impactado en la política de gasto de las familias españolas.

Nuevas normas de alquiler

Respecto a la normativa, el FIM hace referencia al Real Decreto Ley que entró en vigor en marzo y que, a grandes rasgos, amplía de tres a cinco años la duración de los contratos y vincula al IPC la actualización anula del mismo. Para la organización, estas nuevas reglas de juego han propiciado que muchos propietarios haya optado por evitar poner en alquiler sus viviendas por miedo a la morosidad.

La caída de activos en el mercado no es igual en todo el país. Barcelona es una de las ciudades donde se ha reducido más el parque de viviendas en alquiler, el -3,4%; en línea a los datos de Girona (-3,7%) y superado por la corrección que se ha vivido en Lleida, que llega al -4,3%. FIM señala que aquí también se debe tener en cuenta el impacto de la normativa que intentó sacar adelante la Generalitat para limitar los precios del alquiler. No prosperó en el Parlament, pero tuvo impacto en el sector.

El estudio que se ha presentado concluye que en España hay 7,9 viviendas de media alquiladas por cada 100 habitantes.