Menú Buscar
Ada Colau endurece las sanciones contra las viviendas vacacionales sin licencia

Alquilar un piso turístico pirata en Barcelona: 'super multas' de hasta 600.000 euros

Colau se cuadra y endurece las sanciones contra las viviendas vacacionales que no cuenten con la preceptiva licencia municipal

3 min

Alquilar un piso turístico sin permiso en Barcelona puede costarle caro. En concreto, hasta 600.000 euros. O lo que es lo mismo, cuatro y cinco veces el valor del inmueble en alguno de los barrios turísticos de la ciudad. El ayuntamiento de la Ciudad Condal ha dicho basta y ha endurecido las sanciones por poner en el mercado un apartamento vacacional sin la perceptiva licencia.

Sanción del Ayuntamiento al piso turístico
Sanción del Ayuntamiento al piso turístico

Según ha podido saber Crónica Global, el nuevo criterio disciplinario ya ha entrado en vigor. "Que nosotros sepamos hay tres expedientes incoados, pero podría haber más. Es un cambio de criterio sancionador", explica el abogado Marc Pertíñez, del bufete Pertíñez Romagosa Advocats.

El letrado explica lo que motiva las nuevas super multas. "El ayuntamiento se acoge ahora a la Ley de Turismo de Cataluña, que establece sanciones más duras que la Ley del Derecho a la Vivienda", indica. 

"Desproporcionadas"

Preguntada sobre la nueva estrategia para meter en cintura a los 6.000 apartamentos sin permiso que existen en la capital catalana, una portavoz del sector muestra su enfado. "Es desproporcionado. Son multas enormes que pueden provocar la ruina por, quizá, alquilar un piso durante cinco días al año", argumenta Elizabeth Casañas, portavoz de la Plataforma ProViviendas Turísticas.

La activista recuerda que muchos propietarios "no pueden legalizar sus alquileres" porque las licencias están congeladas en 9.606 actuales por varias moratorias en vigor. Asimismo, Casañas cita la normativa de vivienda de Cataluña, que permite ceder la vivienda hasta un máximo de 31 días al año.

¿A qué responde pues el cambio? "A la voluntad de amedrentar y frenar el sector", advierte.

"No casa con la ley"

En este sentido, el abogado subraya que "ninguna ley prevé sanciones disuasorias para personas que ejercen una actividad que no supone una infracción. ¿Qué menoscabo están causando estas personas para justificar una cuantía tan alta?", se inquiere Marc Pestíñez.

El mismo letrado recuerda que para alquilar un piso a turistas en Barcelona solo se precisa un permiso administrativo. "Con un título habilitante y una declaración de responsabilidad basta. El cambio de criterio tiene una clara intencionalidad política", concluye.