Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Instalación de placas fotovoltaicas de Almirall en Sant Celoni (Barcelona) / CEDIDA

Almirall supera sus objetivos de reducción de gases de efecto invernadero

La farmacéutica construirá dos plantas fotovoltaicas en Sant Andreu de la Barca y en sus instalaciones en Alemania en los próximos dos años

4 min

Almirall ha superado sus propios objetivos para reducir su huella de carbono antes de 2025. Si la farmacéutica se había fijado esa fecha para disminuir un 21% sus emisiones de gases de efecto invernadero, en enero de este año ya había logrado una reducción del 34%. En cuanto al consumo energético, la compañía ha puesto en marcha desde 2011 varios proyectos de eficiencia energética que han permitido reducir el consumo de electricidad y gas en un 23% sin perjudicar los niveles de producción.

El grupo ha hecho estos anuncios tras la actualización de su plan ESG (Medioambiente, Social y Gobierno Corporativo) para 2021-2023 que incluye 15 iniciativas que contribuirán a la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de Naciones Unidas.

Energía fotovoltaica

En el marco de esta estrategia, la cotizada equipó sus instalaciones de Sant Celoni y Sant Andreu de la Barca con paneles solares en 2017 y 2019, respectivamente. Además, el 100% de la electricidad consumida en los centros de España y Alemania procede de fuentes renovables.

La farmacéutica seguirá adelante con este enfoque mediante la construcción de una planta fotovoltaica en el centro de investigación y desarrollo de Sant Feliu de Llobregat en 2022, y otra en sus oficinas de Reinbek (Alemania) en 2023. Ambas estructuras contribuirán a alcanzar el objetivo de reducir el consumo energético global en un 40% para 2030.

La planta de Almirall en Sant Andreu de la Barca / ALMIRALL

 

 

La planta de Almirall en Sant Andreu de la Barca / ALMIRALL

Contratación sostenible

Por otro lado, Almirall ha desarrollado un programa de contratación sostenible que tiene como meta certificar a los proveedores bajo los más estrictos criterios de sostenibilidad. Dicha auditoría se realiza a través de la firma de calificación de RSC a nivel mundial, con el fin de asegurar que están alineados con los estándares éticos, ambientales y de buen gobierno del grupo.

Durante el año pasado, más de 130 partners analizados recibieron una puntuación superior a la media. Este examen tiene como objetivo calificar al 60% de los proveedores en términos de gasto a lo largo de 2021. Además, todos los proveedores están obligados a adherirse al Código de Conducta de Proveedores de Almirall.

Recursos humanos

La compañía también se ha centrado en la mejora continua de su capital humano, un esfuerzo que ha recibido la valoración positiva del evaluador independiente de recursos humanos CRF Institute. Esta firma ha calificado al grupo año tras año como Top Employer desde 2007.

La empresa también fomenta un entorno de trabajo seguro y ha sido uno de los primeros laboratorios en obtener la certificación de su sistema de seguridad y salud laboral según la última normativa. En este capítulo, Almirall reportó en 2020 una ratio de incidencia de accidentes con baja laboral un 60% inferior al sector, según datos oficiales de siniestralidad.