Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Detalle de un almacén de la multinacional farmacéutica Almirall / EUROPA PRESS

Almirall pierde 42,8 millones en el primer semestre por el deterioro de Seysara

La compañía farmacéutica ha alcanzado unas ventas netas de 415,5 millones de euros, lo que representa un crecimiento interanual del 8%

4 min

La farmacéutica catalana Almirall ha registrado unas pérdidas netas de 42,8 millones de euros en el primer semestre del año, frente a las ganancias de 42,4 millones que logró en el mismo período en 2020. Según ha informado la compañía a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), este hecho se debe a un deterioro de valor contable de activos intangibles por un valor de unos 100 millones de euros.

La mayor parte de éste –69 millones– se atribuye a Seysara, su antibiótico para tratar el acné, pues en un comunicado aseguran que “se ha visto muy afectado por la pandemia” y han sufrido “presiones en cuanto al acceso al mercado y los reembolsos”. Otros 22 millones se deben a la cartera legacy de Estados Unidos y unos 12 millones se atribuyen a la compra fallida de la compañía Bioniz Therapeutics.

Ingresos totales

Sin tener en cuenta factores extraordinarios como este deterioro contable, la empresa asegura que su beneficio habría sido de 57,8 millones de euros hasta junio, un 2,8% menos que el año anterior. Además, ha cerrado la primera mitad del año con unos ingresos totales de 416,8 millones, de los cuales 415,5 corresponden a ventas netas y los otros 1,3 a otros ingresos. Ambas cifras suponen un crecimiento de un 8,2%.

La mayor parte de dichas ventas se han realizado en el mercado europeo, pues este aportó 343 millones entre enero y junio –un 13% más–, mientras que Estados Unidos generó 46 millones –un 11% menos– y en el resto de países en los que trabaja Almirall se ha reportado unas ventas de 26,5 millones –un 5% menos–.

Mejora su expectativa del ‘core’ Ebitda

Aun así, la farmacéutica ha subrayado que mejora la expectativa de core Ebitda para el cierre del ejercicio de 2021. Este es su beneficio bruto de explotación básico y excluye los ingresos diferidos de AstraZeneca y otros, el cual prevé que sean de entre 195 y 215 millones de euros, mientras que antes se situaba entre 190 y 210. El Ebitda de este primer semestre ha sumado 136,6 millones, una cifra que supone un 0,4% menos que en el mismo período de tiempo del año anterior.

Aunque Almirall espera que la crisis derivada del Covid-19 mantenga su impacto en su negocio, confía en una normalización progresiva a lo largo del segundo semestre que justo empieza. Es más, espera que las ventas de sus productos principales aumenten un 5% respecto a los 755 millones de euros logrados en 2020.

Potencial en dermatología

El negocio dermatológico que la compañía busca potenciar cada vez más les ha aportado 187 millones en los primeros seis meses de 2021, un 13% más. Mientras, Ilumetri, un tratamiento para la psoriasis crónica grave, ha sido el primer producto en ventas y les ha generado 36,5 millones de euros, un 105% más.

De hecho, Almirall ve un fuerte potencial a medio plazo de los productos que está desarrollando en dermatología, pues aseguran que han observado un “sólido rendimiento” en lo que va de año de este sector en Europa. “La solidez de los resultados obtenidos confirma que estamos progresando como se esperaba”, sostiene Gianfranco Nazzi, director general de Almirall.