Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un avión de Alitalia sobrevolando el mar, en una imagen de archivo / EUROPA PRESS

ITA compra la marca Alitalia por 90 millones de euros y la mantiene viva tras su desaparición

La aerolínea de bandera del país transalpino deja de existir con el relevo de la nueva compañía estatal, que se agencia el nombre y la página web de cara al futuro

3 min

Alitalia cierra la persiana y deja paso a su sucesora. Italia Transporte Aéreo (ITA) se ha adjudicado la marca de la histórica aerolínea de bandera italiana por 90 millones de euros. La noticia se ha conocido el mismo día en el que el gobierno del país transalpino fechó su desaparición.

ITA, la nueva compañía creada con financiación del Gobierno de Italia, retiene así el nombre que se ha convertido en el símbolo de la aviación italiana en mundo, tras la licitación pública de anoche. Pasan a la recién creada aerolínea tanto la histórica marca Alitalia como el dominio de internet.

Relevo de aéreo, con menor flota

El último vuelo de Alitalia fue operado anoche entre los aeropuertos italianos de Roma y Cagliari, dando fin a 74 años de historia. El relevo ha llegado a las ocho de esta mañana con la primera ruta de ITA desde el romano Fiumicino con 37 pasajeros a bordo y destino Milán.

La nueva aerolínea de bandera de Italia comienza sus operaciones con 52 aviones, lejos de los 83 que tuvo en sus mejores tiempos la ya extinta Alitalia. No obstante, se prevé que la flota de ITA se amplíe con aeronaves de la anterior compañía, tras una oferta a la administración extraordinaria de esta, que permitiría llegar hasta las 78 en 2022 y a 105 a finales de 2025.

Financiación, trabajadores y competencia

La desaparición de la insignia aérea del país transalpino ha traído de cabeza al gobierno italiano y a todos los trabajadores que la integraban. De hecho, ITA, su sucesora, todavía mantiene negociaciones con los sindicatos sobre las condiciones de los nuevos contratos, que contarán con menos de 3.000 trabajadores de la anterior compañía. La contratación se elevará a 5.700 en 2025, pero sigue muy por debajo de los casi 11.000 que integran la plantilla de Alitalia.

Las negociaciones para la creación de ITA no han sido fáciles, especialmente con la Unión Europea, que autorizó la fundación con el compromiso del Gobierno ante Bruselas de no inyectar más de 1.350 millones de euros en el capital hasta 2023, de los cuales 700 millones se destinarán este año. La aerolínea entra con fuerza en el mercado de Alitalia, e incluso con la misma marca que podrá utilizar en un futuro, pero con más competidores en el escenario aéreo italiano. De hecho, la española Volotea se ha adjudicado las antiguas rutas de la extinta transalpina desde Cerdeña hacia Roma y Milán.