Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
De izq. a der.: el director de Alimentaria, Antonio Valls; el director general de Fira, Constantí Serrallonga; el presidente de Alimentaria, Josep Lluís Bonet; el presidente de Hostelco, Rafael Olmos; y el director de Fiab, Mauricio García de Quevedo / EP

Alimentaria vuelve con el reto de igualar el impacto económico de su edición pre-Covid

La feria gastronómica afronta con optimismo su primera cita desde 2018 pese a la crisis desencadenada por la guerra de Ucrania

5 min

La feria Alimentaria calienta motores. El congreso bianual de la industria agroalimentaria, que no se celebra en Barcelona desde 2018 debido a la pandemia del coronavirus, espera igualar el impacto económico que registró en su última edición. Hace cuatro años, el salón dejó 200 millones de euros en la capital catalana. Entre los próximos 4 y 7 de abril, el certamen espera generar 180 millones.

En la presentación del evento, que este 2022 se conjugará con los salones Hostelco, Restaurama y el evento sobre el vino Barcelona Wine Week, los organizadores se han mostrado optimistas respecto a la buena marcha del certamen pese a la triple crisis logística, energética y de suministros desencadenada por la guerra de Ucrania. Así, se esperan cerca de 100.000 visitantes, un tercio menos que en 2018, pero en línea con la recuperación de aforo de otros congresos como el reciente Mobile World Congress.

Crisis en el sector

"Esta edición permitirá que Alimentaria siga dialogando con la industria y al servicio de las empresas en un sector tan importante como la alimentación. Va a tener una contribución significativa a la recuperación, sobre todo del conjunto de la economía y particularmente de sectores especialmente dañados por la pandemia como han sido la restauración, la hostelería y el turismo", ha declarado José Luis Bonet, presidente de Alimentaria y de la Cámara de Comercio de España.

Ello no ha obstado para que Mauricio García de Quevedo, director general de la Federación Española de Industrias de Alimentos y Bebidas (FIAB), haya hecho un "llamamiento a la colaboración público-privada" para capear los problemas que afronta la industria. "Necesitamos determinada flexibilidad en algunos aspectos para poder paliar esta situación. Es un momento crítico y de mucha incertidumbre. De cómo nos comportemos en las próximas semanas y meses será un año que podamos salvar o será un año con una crisis", ha afirmado.

Feria Alimentaria previa a la pandemia del Covid-19 / EP
Feria Alimentaria previa a la pandemia del Covid-19 / EP

Impulso a la exportación...

Alimentaria contará con 3.000 expositores, también un tercio inferior que en su última edición, pero con la misma superficie de 85.000 metros cuadrados tanto en los recintos de Gran Via como Fira Europa. La organización se ha ocupado de contar con una nutrida representación de delegaciones internacionales. Uno de los objetivos de esta edición es acrecentar todavía más la internacionalización de las empresas españolas.

International Pavillons, el área que agrupa a la mayoría de la oferta internacional de la expo, contará con seis nuevas incorporaciones, entre los cuales se encuentran países tan importantes como Australia, Canadá y Brasil. Asimismo, se abrirá el espacio Hosted Buyers, impulsado junto a ICEX, para celebrar hasta 12.500 reuniones de negocios entre los asistentes. Por otro lado, 400 firmas extranjeras han confirmado su presencia y ocuparán 15.000 metros cuadrados en el salón.

... y a la innovación

En paralelo a este foco por la innovación, la feria también acentuará la innovaciónThe Alimentaria Hub será un ágora que versará sobre las tendencias de futuro de la alimentación donde más de 200 expertos protagonizarán ponencias sobre digitalización, sostenibilidad y nuevos hábitos de consumo, con guiños a las olas veggie y real food.

También la gastronomía tendrá como otros años su propia zona de showcookingThe Experience Live Gastronomy, que se expandirá con una zona destinada únicamente a cafetería y coctelería en directo llamada Hostelco Live Hotel. Más de 35 estrellas Michelin desfilarán por la Fira de Barcelona en otra edición que quiere deslumbrar a los visitantes con lo más sorprendente de la cocina nacional.