Menú Buscar
La primera tienda física de AliExpress en España (y Europa) antes de su inauguración / EFE

AliExpress se lanza a por pymes españolas para crecer

El gigante chino ofrece sus servicios para que usen su plataforma y vendan sus productos tanto en España como en el exterior

3 min

AliExpress ha presentado este jueves su estrategia para crecer en España. El gigante de Internet chino busca seducir a las pymes del país para que usen su plataforma para vender tanto en España como en los mercados internacionales.

La oferta se basa en brindar la oportunidad de digitalizar sus procesos de venta a través de los servicios de AliExpress Business. Cuentan con la certeza de que sus productos llegarán tanto al mercado nacional como en el resto de Europa, incluida Rusia.

Nueva etapa de Aliexpress en España

Implica el inicio de una nueva etapa en la estrategia de la multinacional en el mercado español, ya que hasta ahora sólo había abierto su plataforma de comercio electrónico a empresas seleccionadas del país. “Hemos trabajado para el consumidor, pero queremos llegar a las empresas”, ha remarcado en un encuentro con los medios la directora general de AliExpress en España, Estela Ye.

Para pescar a las pymes y convertirlas en proveedores, ofrecen servicios de traducción, mercadotécnica, sistemas de pago, la gestión de los pedidos a través de un sistema de big data y facilitar el acceso a la red logística que emplean a través de Correos.

Venta internacional

Ye ha detallado que en el periodo de prueba del sistema ya han contado “varios miles” de altas. Asegura que hay otros “varios miles en camino”. El próximo paso que el principal rival de Amazon en el mundo quiere dar es llevar los productos españoles en los 190 países en los que opera con un sistema de pago propio. Es decir, el cliente usa su moneda local y Alipay se encarga de la conversión de las divisas.

El director de Marketplace en España de la firma, Alejandro Pascual, mantiene que el cambio de rumbo busca poner “en valor la variedad y calidad del producto español”. Pero más allá de las buenas palabras existe una razón de peso económica. España es el tercer mayor mercado por ventas y usuarios con más de 10 millones de clientes en activo, tal y como reconoce la directora general. Sólo lo supera Estados Unidos y Rusia.