Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de oficinas de Alibaba, con personal de atención al cliente durante su jornada laboral / CG

Alibaba se aleja de Glovo y prepara su propio reparto en España

El gigante chino enfría la compra de la startup y arma una estructura interna para mejorar la entrega de Aliexpress en el país

4 min

Alibaba enfría la compra de Glovo. El conglomerado chino está armando pieza a pieza su operativa de reparto en España para dejar de depender de terceros, usar su propia estructura y, como consecuencia, acelerar la entrega de pedidos en el país.

Así lo han explicado fuentes del mercado, que han alertado de que Alibaba, que en Europa opera con la conocida marca Aliexpress, se habría hartado de Correos y otros colaboradores del sector de la paquetería en la Península y estaría armando su propia estructura. Esta operativa enlazaría con su cadena de suministro entre España y los centros de distribución en China. Se crearía así un sistema de reparto 100% interno que haría más estable y rápida la cadena de entrega.

¿Y Glovo?

Ello puede ser encomiable, pero va en la dirección contraria a la que recientemente pretendía el conglomerado con sede en Hangzhou (China). Tal y como avanzó este medio, Alibaba se acercó a Glovo con el fin de dar un golpe de mano en el campo del reparto en última milla. La operación, que ninguna de las dos partes confirmó, aunque sí lo hicieron diversas fuentes del mercado, generó interés de los inversores en nuestro país y allende las fronteras.

No en vano, porque la startup española es ya un unicornio, esto es, porque su valor supera los 1.000 millones de euros. Y porque una compra así hubiera relanzado a Alibaba en España y aumentado la penetración de Aliexpress, un portal muy utilizado pero que queda a kilómetros de distancia de Amazon. La compañía de Jeff Bezos factura ya más de 4.500 millones de euros al año en nuestro país, cuando el grupo de Jack Ma se queda en poco más de 1.300 millones, en franca pugna con El Corte Inglés por la medalla de plata.

Mal momento para las dos empresas

El aparente pinchazo de las negociaciones entre Alibaba y Glovo, a tenor de los movimientos en ambas compañías, añade presión a dos empresas que sufren por motivos distintos. La española acaba de encajar un durísimo varapalo judicial, al concluir el Tribunal Supremo que un repartidor suyo estaba contratado como autónomo en fraude de ley. El precedente es pésimo para las causas colectivas contra Glovo que se instruyeron tras las pesquisas de Inspección de Trabajo en varias provincias.

En el caso de Alibaba, el titán está desacelerando en China frente a competidores como JinDong (JD) y Pinduoduo. Es por ello que el conglomerado de comercio electrónico busca ampliar cuota fuera del gigante asiático. En lo que a España se refiere, Aliexpress, su marketplace, crece pero no deslumbra. Según el Estudio Marketplaces 2020, el 54% de usuarios de e-commerce utiliza habitualmente Amazon, marca que conocen el 87% de los ciudadanos. La plataforma de origen chino presenta un nivel de conocimiento mucho menor (37%) y una fidelidad aún más baja: solo acuden a ella de forma habitual un 18% de los internautas.

Destacadas en Business