Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Alfons Solé, presidente del Gremi de la Fusta / CEDIDA

Alfons Solé (Gremio de la Madera): "Sale más a cuenta quemar los troncos que venderlos"

El presidente de la asociación prevé que la crisis de las materias primas se alargue hasta 2022, aunque destaca la fortaleza de los fabricantes de muebles

7 min

La madera se ha convertido en un bien de lujo por los desajustes entre la demanda y la oferta causados por la salida atropellada de la crisis del Covid. Y como ha sucedido con el resto de materias primas, quienes más sufren son las centenares de empresas que transforman estos bienes en productos de valor para el consumidor. El presidente del Gremi de la FustaAlfons Solé, advierte de que la crisis durará hasta el próximo año, pero también señala las principales fortalezas del sector: la revalorización del mueble durante la pandemia y una nueva generación de carpinteros 4.0.

--Pregunta: ¿Cuáles son los retos que afronta el sector de la madera en Cataluña y el conjunto de España?

--Respuesta: En primer lugar, la recuperación de la demanda, pero también la superación del apalancamiento, que no ha venido por el lado de la inversión sino de la explotación. En los últimos tiempos, las empresas han sobrevivido gracias a los ICO, pero no han utilizado este dinero para invertir en recursos inmobiliarios o maquinaria, sino para pagar deudas del funcionamiento ordinario. Por otro lado, hace falta modernizar los procesos de producción y reducir costes, así como adaptarse a las nuevas formas de competitividad que exigen la digitalización y la economía circular.

-- ¿Se está viviendo una crisis profunda de las materias primas o solo se trata de un efecto coyuntural causado por la pandemia?

-- La salida de la crisis provocada por el Covid es el elemento que más ha contribuido al encarecimiento de la materia prima, pero hay otros factores tan relevantes como este. Por ejemplo, el cierre de determinados mercados que han limitado las exportaciones y el interés de otros en acumular el producto. Poca oferta y mucha demanda encarecen el precio, hasta que todo se estabiliza de nuevo.

-- ¿Pero hasta cuándo puede alargarse esta situación?

-- La perspectiva es que hasta 2022 no se resuelva esta crisis. Además, por el precio que se paga a algunos productores forestales, les sale más a cuenta quemar los troncos que venderlos. Debería pagarse la madera por un precio más elevado para que la actividad fuese rentable.

Madera apilada en un aserradero / EP

 

 

Madera apilada en un aserradero / EP

-- ¿Cuántas personas emplea este sector en Cataluña?

-- En Cataluña hay 15.730 personas empleadas en la fabricación de tableros y madera para la construcción (3.791), muebles (7.879) y envases y otros productos (4.060). En total, 3.458 empresas que se dedican a este sector y que principalmente realizan sus ventas en España.

-- ¿Y qué volumen de negocio genera?

-- En total, el volumen de negocio de los tres segmentos asciende a 1.800 milones de euros. En cuanto a las exportaciones, el sector del mueble es el que más ha salido al exterior, con un 24% de las ventas fuera de España.

-- ¿De entre todos estos segmentos, cuál ha capeado mejor el Covid-19?

-- La fabricación del mueble, por motivos evidentes. No nos ha ido mal que la gente esté sentada en el sofá, la silla o la mesa, haya hecho su comida en la cocina y haya dormido en una cama. Se han dado cuenta de la importancia de estar en ambientes agradables, confortables y ergonómicos, a los que quizá hasta ahora no se les daba la importancia que merecían. La madera es un material que ocupa gran parte de nuestro espacio vital.

-- Otro aspecto: ¿cómo afectan al sector los objetivos de sostenibilidad? Cada vez se sustituye más el plástico por el cartón.

-- Tradicionalmente no existe en el ámbito nacional una industria líder en al fabricación de materiales que vayan sustituyendo el plástico. Quien está suministrando actualmente estos elementos en un porcentaje elevado es la importación. Este es precisamente un factor de competitividad a tener en cuenta a la hora de potenciar nuevas líneas de negocio en nuestra industria, y se está valorando por los agentes implicados en el sector. Hemos detectado la oportunidad y estamos dispuestos a aprovecharla.

Una muestra de muebles de cocina de Mobalpa / CEDIDA

 

 

Una muestra de muebles de cocina / CEDIDA

-- ¿Qué lugar ocupa ahora mismo la madera en la construcción?

-- Es un segmento en crecimiento. Las nuevas generaciones han entendido la importancia de apostar por materiales que ayuden a combatir el cambio climático. No obstante, se necesita el apoyo de las Administraciones a la hora de prever cuotas de edificabilidad y ordenación urbana, de los seguros a la hora de conceder decenales, de los legisladores a la hora de establecer políticas que favorezcan la integración de todos los factores de sostenibilidad en la construcción... Queda mucho camino por recorrer. Eso sí, insistimos en que es fundamental que el sector público dé un paso adelante y apueste por la madera en la edificación pública.

-- La crisis de la FP ha saltado a primer plano con la vuelta al cole. ¿Qué relación hay entre la formación profesional y el mundo de la madera?

-- El sector de la madera y su evolución no se puede explicar sin la íntima relación que tiene con la Formación Profesional (FP). De hecho, su gran evolución tecnológica se la debe, precisamente, a las nuevas generaciones que salen de la FP. Desde el Gremi hemos trabajado y seguiremos trabajando por la FP. De ahí salen los trabajadores y los empresarios que hacen crecer nuestro sector, que sin ellos sería como una casa sin cimientos. Son nuestra cantera, fundamentales para pasar del carpintero con el lápiz en la oreja al carpintero 4.0. Los países del norte han evolucionado más que nosotros en cualquier rama de la FP porque han entendido que cualquier ingeniero, antes de llegar a la licenciatura, debe pasar siempre por una FP. Eso ayuda a que los alumnos fracasen menos porque tienen más claro su futuro.