Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Albert Adrià (c), chef Michelin y empresario de la restauración, con su hermano Ferran Adrià (d) / EP

Albert Adrià promete apoyo a Grupo Iglesias tras el fin de El Barri

El chef Michelin subraya que sus empresas "están coherentemente saneadas", por lo que evitará un concurso como el de sus socios

5 min

Albert Adrià promete apoyar a Grupo Iglesias después de que la disolución de El Barri, el conglomerado barcelonés de alta gastronomía en el que eran socios. El reconocido cocinero y empresario deja claro su afecto por los Iglesias, cuya empresa ha entrado en concurso de acreedores, avanzando que estará a su lado. También aclara dudas: sus negocios están "saneados". 

Lo ha explicado una portavoz de Albert Adrià Projectes días después de que la gastronomía barcelonesa y nacional vivieran un auténtico terremoto al conocerse que Adrià y los Iglesias disolverían El Barri, un proyecto común que ahora llega a su fin, poniendo al borde del cierre cuatro restaurantes: Pakta, Tickets, Hoja Santa y Bodega 1900. Los tres primeros tienen estrella Michelin

"Ayudará" a los Iglesias

Desde Adrià Projectes insisten en que esta "situación" de El Barri se atribuye a la entrada en concurso de su socio, Grupo Iglesias, como avanzó Metrópoli Abierta. "Esta pandemia es una realidad que ha hecho mella, sobre todo, en las personas valientes que arriesgan y se arriesgan para hacer crecer sus actividades". "Se trata de una situación que nadie merece", lamenta la firma del maestro de los fogones. "Está arrasando con todas estrategias, ya que todo son incertidumbres y restricciones", agrega. 

Pese a la entrega al juzgado de los libros de la firma de restauración, su socio promete apoyarla. El hermano del también chef Michelin Ferran Adrià "es consciente de que la familia Iglesias se lleva la peor parte y por ello seguirá ayudando en lo que pueda con todo el cariño que nos tenemos". El sostén a su socio parte de una relación que va "mucho más allá de lo profesional" con Juan Carlos, Borja y Pedro Iglesias, los hermanos que dirigen la firma gastronómica en apuros. Ambas partes han creado un "imborrable proyecto" lleno de "inolvidables momentos" que ha tejido una "historia maravillosa". 

Empresas "saneadas"

Más allá de su joint venture con los Iglesias, y la entrada en concurso de una enseña de restauración con 35 años de historia en Barcelona, Albert Adrià deja claro que sus negocios no corren peligro. Está personalmente "muy apenado" por la situación de sus socios en El Barri, pero "absolutamente mentalizado para asumir nuevos retos y concentrarse en los proyectos que continúa desarrollando". 

A este respecto y "hablando de economía", desde Albert Adrià Projects subrayan que "sus empresas están coherentemente saneadas y que tiene la suerte de tener tiempo para tomar las decisiones que deba sin urgencias ni prisas". ¿Qué hará el laureado chef? "Va a tomarse un tiempo para decidir cuáles van a ser sus próximos pasos que sin duda va a querer compartir con todos vosotros más adelante", señalan desde su compañía de alta cocina

El Barri se disuelve por el concurso de Iglesias

El anuncio de que Adrià apoyará a Grupo Iglesias por la trayectoria que une a ambas partes inyecta un poco de oxígeno en la tensionada restauración catalana, duramente golpeada por la pandemia del coronavirus y, en particular, por las restricciones a la actividad económica y a la movilidad. Esta misma semana, el Gremi de Restauració de Barcelona recordaba en un duro vídeo viral que el sector ha perdido 23.000 empleos por los días y horas perdidas de negocio. 

La atonía económica, el confinamiento territorial y la prohibición de servir cenas --los bufés deben cerrar el servicio de mesa a las 17:00 horas-- han fulminado a otros operadores como Senyor Parellada, que se transformará en gastrohotel, avanzó La Vanguardia, Cal Pintxo o Casa Carmen. La situación límite del sector ha generado traspasos de restaurantes a cero euros y un operaciones oportunistas de locales comerciales.