Habla el superhotel Alàbriga: "No somos un club privado para ricos"

El resort más lujoso del norte de España "devuelve el espíritu del turismo de los años 60 a la Costa Brava"

Àstrid Camprubí, directora de marketing de Alàbriga Hotel & Home Suites / CG
08.05.2017 00:00 h.
5 min

"No somos un club cerrado para ricos". El Alàbriga Hotel & Home Suites de S'Agaró (Girona) ultima su apertura con varias promesas. Abrirá sus puertas por la festividad de San Juan con el objetivo de "devolver el espíritu del turismo de los años 60 a la Costa Brava". El primer paso en esta dirección es la voluntad de abrir todo el año, a diferencia del resto de oferta hotelera de la zona.

Ástrid Camprubí, productora ejecutiva y jefa de marketing, subraya que hay mimbres para ello. "Es un proyecto distinto a lo existente. Pero puede aprovechar las potencialidades de la zona: gastronomía y festivales de música; además de los propios: la cocina de Paco Pérez y la zona de bienestar", explica.

En conversación con Crónica Global, Camprubí, miembro del comité directivo de Alàbriga, hace hincapié en que el alojamiento no atraerá un turismo intensivo. "Consta de 29 pequeños apartamentos. Además del clima de verano, que es excelso, queremos alargar la temporada: probaremos con las largas estancias de reposo", avanza.

Arraigo en la zona

Preguntada sobre el encaje de la iniciativa del constructor alemán Valeri Scherer en el entorno, la directiva rompe tópicos. "A nivel hotelero, ya hay buenos productos en la Costa Brava. El Patronato de Turismo los ha unido bajo una misma marca --llamada Unique Premium--", recuerda.

alabriga hotel sagaro ricos

Zona de aguas del Alàbriga Hotel & Home Suites / CG

En el terreno medioambiental, la inversión de 30 millones de euros también respeta el paraje, según la directiva.

"Se trata de un antiguo hotel que cambió de manos y cerró en torno al 2000. La reforma, lejos de lo que se ha publicado, ha sido respetuosa con el lugar. Hemos plantado 52 pinos más de los que había, y se ha rodeado el edificio de un jardín con especies locales".

¿Funcionará?

Una de las incógnitas que el sector ha puesto sobre la mesa es la rentabilidad de un producto vacacional con tarifas altísimas y sólo 29 suites. ¿Es viable el Alàbriga? "El hotel es sostenible a corto plazo y rentable a largo. Tenemos tres escenarios financieros distintos y creemos que son realistas", defiende Camprubí.

Los ingresos llegarán de los públicos "español, estadounidense y de Suramérica", los mercados en los que el hotel hincará primero el diente. "Por lo pronto, en 2017 presentaremos el proyecto en París, Londres y Moscú. La primera experiencia en Milán ha sido muy bien acogida", ha admitido.

En movimiento

Para afrontar el escepticismo creado en la industria hotelera, el Alàbriga se ha puesto manos a la obra. Primero, subrayando los puestos de trabajo creados. "Hasta 150 el primer año contando la oferta gastronómica".

En segundo lugar, activando una línea de responsabilidad social corporativa. "Buscaremos actuaciones sociales y medioambientales", manifiesta la ejecutiva.

Todo ello sin soslayar un nuevo espíritu de apertura al público que exorciza el halo de club para super ricos. "Habrá ciclos de jazz y moda abiertos a todo el mundo. Sin olvidar que los restaurantes de Paco Pérez, el Terra y el sea club, serán también de libre acceso".

Arrollador

Cabe recordar que Alàbriga es un proyecto de Scherer que se ha gestado durante años en un paraje con vistas imbatibles en la Costa Brava, no sin polémica sobre su impacto y financiación.

hotel alabriga sagaro suites girona

Vista de los balcones de las 'home suites' del hotel Alàbriga de S'Agaró / CG

La intervención, que ha terminado en hotel con suites de altísimo nivel, circuito de bienestar y dos restaurantes guiados por el cinco estrellas Michelín Paco Pérez, ha revolucionado el sector alojativo nacional.

Además de sus propios atractivos, el establecimiento está cerrando acuerdos con marcas exclusivas para el público pudiente: Dom Pérignon, Chopard y la firma italiana de textiles de alto nivel Rubelli.

¿Quiere hacer un comentario?