Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
La presidenta de la Airef, Cristina Herrero / EP

La Airef insiste al Gobierno en un plan fiscal tras aplicar la cláusula de escape

La autoridad independiente avala el empleo del mecanismo, pero al tiempo insta al Ejecutivo a implementar medidas para volver cuanto antes a la senda de la consolidación fiscal

4 min

La Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef) ha avalado la decisión del Gobierno de aplicar la cláusula de escape contemplada en la Ley de Estabilidad Presupuestaria para poder dejar en suspenso las reglas fiscales en casos excepcionales, pero, al mismo tiempo, ha instado al Ejecutivo a contar con una estrategia a medido plazo para volver cuanto antes a la senda de la consolidación y garantizar así la sostenibilidad financiera de la Administración.

El organismo independiente ha dado a conocer este martes el preceptivo informe necesario para que el Parlamento pueda dar luz verde al ejercicio de la cláusula de escape que fue aprobada por el Gobierno la pasada semana. El Consejo de Ministros decidió dejar en suspenso las reglas fiscales durante los años 2020 y 2021 debido a la situación excepcional derivada de la pandemia del coronavirus.

Estrategia nacional

En su informe, la Airef considera que la situación actual justifica plenamente la medida e incluso recuerda que su propia presidenta, Cristina Herrero, reclamó la activación de la cláusula en una comparecencia ante la Comisión de Hacienda en el Congreso el pasado mes de junio.

No obstante, la autoridad fiscal independiente va más allá y considera que el echar mano de este recurso contemplado en la ley debe venir acompañado de una estrategia nacional conjunta que asegure la coherencia de todos los planes fiscales, tanto en el ámbito autonómico como nacional y europeo.

Complicado escenario

En este sentido, la Airef reclama al Gobierno un plan a medio plazo para que, una vez paliadas las graves consecuencias de la crisis del coronavirus, España vuelva cuanto antes a la senda de la consolidación fiscal, en la que apenas se avanzó durante los años de bonanza económica.

El organismo recuerda el complicado escenario al que se enfrenta la economía española y se remite para ello a sus propios cálculos, según los cuales el PIB podría llegar a caer el 14,4% en 2020 si se da el escenario más adverso mientras que la deuda se podría disparar por encima del 123% del PIB. Las últimas previsiones del Gobierno apuntan a una caída del 11,2% del PIB y una deuda equivalente al 118% de esta variable.

Calendario establecido

La Airef ya constató el pasado mes de julio la necesidad de contar con un calendario tentativo para el cumplimiento de hitos y de dotarse de elementos de flexibilidad para que, en un contexto de incertidumbre como el actual, pudieran ser objeto de revisión.

Aunque Hacienda consideró entonces que cumplía esta recomendación con el Plan Nacional de Recuperación y Resiliencia 2021-2023, la Airef cree que solo podrá considerarse un plan fiscal a medio plazo en la medida en que recoja las previsiones de los principales agregados fiscales, para que pueda servir como instrumento de política presupuestaria más allá del calendario presupuestario anual, incluyendo la fijación de prioridades estratégicas y de objetivos presupuestarios a medio plazo.