Menú Buscar
Dos turistas arrastran maletas en Barceloneta, un barrio de Ciutat Vella / EFE

Airbnb recorta 1.000 pisos turísticos en Ciutat Vella como muestra de buena voluntad

La multinacional norteamericana, que movió 1.000 millones en Barcelona en 2016, insiste en que es un "80% colaborativa"

4 min

Airbnb suprimirá 1.000 anuncios de pisos turísticos en Ciutat Vella. La tecnológica lo hará como muestra de buena voluntad hacia el Ayuntamiento de Barcelona, con quien mantiene un diálogo, a menudo bronco, para encontrar su encaje legal.

Según ha explicado el martes el director de Airbnb para España y Portugal, Arnaldo Muñoz, la política de 1 host=1 home (un anfitrión, una sola vivienda), anunciada en febrero, ha conllevado dejar de dar publicidad de un millar de pisos turísticos.

Ello significa que Airbnb dejará de anunciar el 50% de su oferta de pisos completos en el distrito más saturado de la ciudad; o sea, el 25% del total.

"El 80% anuncia su residencia habitual"

La medida de Airbnb en el casco antiguo va acompañada de un discurso mucho más centrado en el hecho de compartir casa. "El 80% de los 20.000 anuncios que tenemos en Barcelona es de gente que alquila su residencia habitual, una actividad no regulada por la ley".

Por este motivo, subrayan desde Airbnb, su negociación con la corporación no pudo producirse en el marco de la reunión mantenida el lunes entre el consistorio y Tripadvisor, Homeaway, Booking y Rentalia. Aunque lo cierto es que la oferta de estas compañías es muy similar a la suya.

"Somos una plataforma que tiene a profesionales del alquiler entre sus clientes, pero que es abrumadoramente colaborativa. En todos los distritos, cerca del 80% de los anuncios es de vivienda habitual", ha indicado.

Pisos ilegales

Estas cifras, además de las "facilidades" para cazar a los piratas, convencen a Airbnb de que está haciendo los deberes para operar de forma 100% legal en Barcelona. "Hemos presentado todas las herramientas para que el ayuntamiento localice y sancione los pisos turísticos irregulares que pudieran utilizar la plataforma", ha explicado Ángel Mesado, responsable de Asuntos Públicos.

Según Mesado, sería necesario firmar un acuerdo de operatividad y buenas prácticas con el equipo de gobierno municipal porque Airbnb "ayuda a repartir los beneficios del turismo".

1.000 millones

En este sentido, la tecnológica ha presentado las cifras de volumen de negocio de 2016: movió 1,6 millones de viajeros y 1.000 millones de euros, un 53% y un 65% más que el año anterior, respectivamente.

La intermediaria admite tener a 16.100 anunciantes en Barcelona, y más de 23.000 ofertantes en toda Cataluña.

De éstos, la compañía destaca que los propietarios ingresan una media de 5.500 euros al año con la actividad, que realizan unos 70 días.

Impacto sobre la vivienda

Estos guarismos dan mimbres a Airbnb para argumentar que su negocio apenas tiene impacto sobre el mercado de la vivienda en Barcelona, que se está encareciendo.

"En Ciutat Vella, el porcentaje de pisos alquilados en Airbnb equivale al 2,3% del total del parque. Sólo en L'Eixample hay más viviendas vacías (unas 18.000) que todos nuestros anuncios en Barcelona sumados", dice Mesado para poner en evidencia que su actividad no repercute en el mercado inmobiliario.

La multinacional con sede en San Francisco ha defendido que el repunte de precios del alquiler y la compra en la capital catalana "tiene que ver con los tipos de interés baratos y el atractivo de Barcelona para invertir".

Además, ha subrayado que hoteles y apartamentos turísticos tienen una ocupación mucho mayor que los apartamentos anunciados en el famoso portal web.