Menú Buscar
Una aeronave de Air Europa, en una imagen de archivo / EFE

Revés a Air Europa por 'racanear' a pasajeros tras cancelar un vuelo

La compañía aérea se negó a pagarles la indemnización correspondiente ya que habían sido realojados en otro avión para que llegaran a su destino

04.03.2019 14:05 h.
4 min

Air Europa pagará 1.200 euros a tres usuarios (es decir, 400 euros a cada uno) por las consecuencias de la cancelación de un vuelo después de haberse negado a ello. Los tres pasajeros tuvieron que recurrir a la organización de defensa del consumidor Facua para que la compañía accediera a realizar este abono, al que los usuarios tenían derecho. 

El caso comenzó en 2017 con la contratación, por parte de los tres afectados, de un paquete vacacional que incluía los vuelos de ida y vuelta entre Madrid y Tenerife y la estancia hotelera en la isla canaria durante varios días. Todo transcurrió con normalidad hasta que llegó el día en el que los tres amigos debían volver a Madrid. 

Varios retrasos

En un primer momento, los pasajeros fueron avisados de que su vuelo sufría un retraso en la salida por supuestos problemas mecánicos. Con el paso de las horas, el servicio de Air Europa se fue retrasando más y más hasta que la compañía comunicó que el trayecto había sido cancelado a consecuencia de estos mismos impedimentos. A los usuarios se les comunicó que serían realojados en un vuelo al día siguiente y que la empresa aérea correría con los costes de aquella noche de hotel, dos medidas de compensación que cumplió diligentemente. 

No hizo lo mismo, sin embargo, con la reclamación económica de los tres pasajeros que ahora recibirán el dinero por parte de Air Europa. Lo que les motivó a realizar esta solicitud fue la consecuencia de la cancelación de su vuelo: al no poder llegar a Madrid a la hora establecida, no pudieron incorporarse a sus puestos laborales cuando habían comunicado a sus empresas. La compañía aérea alegó, según indica Facua, "que ya les había compensado al ofrecerles plaza en otro vuelo de la empresa y el alojamiento". 

Obligatoriedad

Finalmente, los tres afectados se pusieron en contacto con la delegación de esta asociación en Madrid y ellos gestionaron el problema. La organización envió un escrito a Air Europa en el que puntualizaba que el Reglamento Europeo obliga a las compañías aéreas a compensar con 400 euros a los afectados por la supresión de un vuelo intracomunitario de más de 1.500 kilómetros --el trayecto Tenerife-Madrid es de 1.798 km--.

Esta norma, que también cubre en el caso de grandes retrasos y denegación de embarques, no desaparece cuando se compensa con la recolocación de los pasajeros, como pretendía hacer Air Europa. Facua indica que la única excepción que cubre a la compañía de transporte de pasajeros por aire y la exime de realizar esta compensación económica es cuando los motivos de cancelación y/o retraso "guarden relación con un acontecimiento que no sea inherente al ejercicio normal de la actividad del transportista". Esto es, por ejemplo, problemas en el clima que impidan los vuelos. Unas causas que no alegó la compañía.

Acuerdo con los pasajeros

El texto de la organización de consumidores tuvo el efecto deseado. Air Europa se puso en contacto con Facua y ofreció a los afectados dos soluciones al problema: un cheque de 500 euros canjeable por otro billete o una compensación económica. Los tres pasajeros han aceptado la compensación correspondiente, que ya ha sido abonada por Air Europa.