Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Unas obras de Aigües de Barcelona, en una imagen de archivo / AIGÜES DE BARCELONA

Aigües de Barcelona utiliza por primera vez maquinaria eléctrica sin emisiones en las obras del agua

Promueve esta prueba piloto única en el sur de Europa para la mejora de la calidad ambiental de la capital catalana, que ya se ha hecho en ciudades como Copenhague o Berlín

4 min

Aigües de Barcelona pone en marcha una prueba piloto única en el sur de Europa. La firma utiliza maquinaria eléctrica Cero Emisiones en las obras de mejora y renovación de la red de distribución de agua en la capital catalana. Este proyecto es la primera vez, además, que se lleva a cabo en Cataluña y pretende contribuir a mejorar la calidad ambiental de la ciudad.

La maquinaria permite reducir las emisiones de humos y gases de combustión, así como disminuir el ruido durante las actuaciones. Si la prueba piloto resulta satisfactoria en su totalidad supondrá un pase importante hacia una Barcelona más verde y sostenible, según ha explicado Aigües de Barcelona en un comunicado. Lo que haría aminorar, también, el impacto de la contaminación acústica en los vecinos afectados por las obras.

Modelo noreuropeo

Otras ciudades de Europa, especialmente en el norte y centro del continente, ya han aplicado este tipo de maquinaria eléctrica por sus beneficios tanto para el medio ambiente como para los ciudadanos. Algunas son Copenhague (Dinamarca), Viena (Austria), Berlín, Stuttgart (Alemania) y Estocolmo (Suecia). No obstante, en el Mediterráneo y concretamente en España es la primera vez que se lleva a cabo esta prueba con Cero Emisiones para unas obras.

La ejecución se ha realizado a partir de la cooperación público-privada, entre el Ayuntamiento de Barcelona y Aigües de Barcelona con sus empresas colaboradoras Sorigué y Germans Homs. El objetivo es, una vez llevada a cabo la prueba, establecer un protocolo de uso de maquinaria eléctrica y del sistema de gestión energética y un plan de actuación sobre las infraestructuras de recarga en la Ciudad Condal.

Obras con la maquinaria eléctrica

Los trabajos de mejora empezaron la semana pasada en Barcelona. Concretamente se realizarán durante el mes de julio en la calle Balmes y posteriormente en la avenida Esplugues en agosto. La duración es de cinco semanas, respectivamente. Durante las obras en ambos casos se realizarán las mismas tareas.

Primero se procederá a actuar con maquinaria eléctrica y después diésel, para poder realizar las mediciones correspondientes y establecer las diferencias de indicadores. El objetivo es determinar cuales son los niveles de emisiones contaminantes, las mejoras en el campo sonoro y el consumo energético de los dos tipos de combustión. Además, de evaluar su viabilidad tecnológica. Para cargar los dispositivos para los trabajos se utilizarán, provisionalmente, puntos de vehículo eléctrico del Endolla Barcelona.

A partir de los resultados de esta prueba piloto en la ciudad, esté previsto redactar un Protocolo de Conexiones de maquinaria eléctrica en las diferentes infraestructuras energéticas existentes. La propuesta debería constas de nuevas redes de conexión para hacer viable el uso de esta tecnología en las obras e incentivar el mercado de estas herramientas.