Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Carlos Montero, director general de Cetaqua; Catalina Balseiro, directora de innovación y conocimiento de Aigües de Barcelona; Ruben Ruiz, director general de Aigües de Barcelona; Antonio Balmón, alcalde de Cornellà de Llobregat y Álvaro Mayor, Project Manager de Cetaqua / CEDIDA

Aigües de Barcelona y Cetaqua analizan el uso de agua regenerada con un huerto urbano en Cornellà

La prueba piloto es una iniciativa público-privada de innovación que pretende contribuir a la economía circular en el área metropolitana de Barcelona

3 min

Una iniciativa público-privada pone en valor el uso de agua regenerada con un huerto urbano en Cornellà de Llobregat (Barcelona). El proyecto piloto de innovación Regreen, impulsado por Aigües de Barcelona y Cetaqua, junto al ayuntamiento metropolitano, tiene como objetivo demostrar el potencial de este nuevo método para la agricultura hidropónica en las metrópolis.

El uso de recursos hídricos alternativos como el agua regenerada se presenta como una de las grandes opciones para hacer frente a la actual emergencia climática. Por ello, esta prueba piloto pone en valor el cultivo de plantas mediante el uso de sustratos minerales en lugar de suelo agrícola, lo que permite ahorrar consumo de agua y fertilizantes para obtener productos de alta calidad, a través del control de las dosis de nutrientes.

Cultivos en condiciones desfavorables

El concepto de agricultura hidropónica, implantado en Cornellà mediante el huerto urbano Regreen, posibilita que los cultivos puedan desarrollarse en condiciones desfavorables, como es el caso de las ciudades. El agua y el espacio en las urbes son escasos, por lo que este método supone una gran ventaja respecto a los conreos mediante riego convencional.

El director general de Aigües de Barcelona, Rubén Ruiz, ha asegurado que “es necesario seguir fomentando el despliegue del agua regenerada no solo para usos ambientales sino también para usos agrícolas, urbanos o industriales”. Por ello, estos cultivos en condiciones desfavorables que se han puesto en marcha en la metrópoli del Baix Llobregat permitirán conocer, según el directivo, cómo “mejorar la resiliencia hídrica de las ciudades del área metropolitana de Barcelona”.

Potencial de innovación metropolitano

La directora de innovación de Aigües de Barcelona, Catalina Balseiro, ha destacado que el proyecto Regreen servirá “como palanca de innovación para estudiar la viabilidad técnica, económica y ambiental del uso de agua regenerada en cultivos hidropónicos a nivel municipal”. Esto permitirá reducir la dependencia de las condiciones ambientales, como ha explicado el Project Manager de Cetaqua, Álvaro Mayor, para “mejorar la huella hídrica, la circularidad y la neutralidad climática en los municipios del área metropolitana de Barcelona”.

Este proyecto piloto pretende evitar parte de las causas que el cambio climático provocará. Según la Agencia Catalana del Agua, se prevé una reducción del 22% en la disponibilidad de recursos hídricos en la litoral catalán en 2050. En el cinturón barcelonés, además, el 92% del agua proviene de fuentes de baja resiliencia altamente expuestas a condiciones climáticas. Por lo que regenerarla es la manera más sostenible de aprovechar los medios existentes.