Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de un miembro de Aigua és Vida durante una rueda de prensa / CG

Aigua és Vida maniobra a favor de Acciona en Bruselas

La oenegé, que aboga por un servicio público de agua, defiende a la multinacional en el Parlamento Europeo tras encajar ésta otro revés en el Supremo

7 min

Vuelve a suceder. Aigua és Vida, plataforma en defensa de la gestión pública del agua, vuelve a operar en favor de una empresa privada en concreto: Acciona. Ha ocurrido esta semana ante la Comisión de Peticiones del Parlamento europeo, organismo ante el cual la oenegé ha velado por los intereses del grupo que preside José Manel Entrecanales. Tras los ataques de una empleada de esta compañía --también militante de Aigua és Vida-- a Agbar, que avanzó este medio, el extraño alineamiento de intereses de la entidad social se ha vuelto a producir. Esta vez tras encajar la compañía un nuevo revés en el Tribunal Supremo.

Aigua és Vida trató el martes, 19 de mayo, de revivir su caso por presunta vulneración de derechos en la Comisión de Peticiones de la Eurocámara a colación de la constitución en 2012 de la empresa Societat General d'Aigües de Barcelona, el operador metropolitano del agua. Pese a que hasta cuatro sentencias judiciales avalan la creación de la sociedad participada por Agbar (70%), Criteria (15%) y el Área Metropolitana de Barcelona (AMB, 15%), la oenegé que pilota Míriam Planas decidió recurrir a las instituciones comunitarias. Lo hizo la entidad social en febrero, después de el Tribunal Supremo dictaminara a favor de Agbar y contra un auto anterior del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) sobre la empresa mixta en noviembre de 2019. Ya en febrero de este año, Aigua es Vida llevó la decisión del alto tribunal al Europarlamento. Éste la rechazó al considerar que el caso ya estaba enjuiciado y pendiente de un incidente de nulidad contra el auto del Supremo que avala la actual configuración en la prestación del servicio.

El Supremo avala de nuevo la empresa mixta

La justicia se ha vuelto a pronunciar. Según ha podido saber este medio, el alto tribunal ha desestimado la impugnación de sentencia presentada por Acciona Agua contra el auto emitido por la sección quinta de Sala de Lo Contencioso-Administrativo del Supremo en 2019. Esta resolución revocó por unanimidad la decisión del TSJC de 2016 --en la que hubo votos particulares de magistrados-- y confirmó que Aigües de Barcelona es una empresa legalmente constituida. El Tribunal Supremo consideró así el recuso de casación presentado por Agbar, resolvió que el AMB hizo correctamente el concurso de gestión del agua en la Ciudad Condal y su conurbación en 2012 y, sin quererlo, propinó un revés a los comunes, que abogan por remunicipalizar este servicio.

comite peticiones parlamento europeo
Una sesión del Comité de Peticiones del Parlamento europeo, donde Aigua és Vida defendió los intereses de Acciona / EP

La máxima instancia judicial ha reiterado su parecer. Este medio ha podido saber que el alto tribunal ha desestimado recientemente la nulidad de actuaciones que interpuso Acciona contra el fallo de noviembre, que avaló los modelos público-privados de gestión del agua. Con ello la justicia da la puntilla a la batalla que venía librando la compañía de Entrecanales, con Aigua és Vida pivotando en su órbita, contra la empresa metropolitana del agua en Barcelona y cercanías. Esta firma mixta da servicio a tres millones de personas de la capital catalana y área de influencia desde hace 8 años y aplica la economía de escala en sus recursos.

La ONG opera al servicio del grupo de Entrecanales

Pese a que la justicia ha vuelto a avalar este modelo público-privado, y al revés judicial que se ha llevado Acciona, Aigua és Vida no se ha dado por vencida y ha vuelto a operar alineada con los intereses de la multinacional. Los ecologistas entraron in extremis un escrito en el que alertaban a la Comisión de Peticiones, organismo que preside la eurodiputada popular y exministra Dolors Montserrat, para mantener vivo el caso. El documento argumenta que pese a que el Supremo ha desestimado el incidente de nulidad presentado por Acciona Agua, la decisión no sería definitiva. La cotizada con sede en Alcobendas (Madrid) puede aún presentar recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional. Lo que es más, el incidente de nulidad podría constituir un trámite previo a este paso. Si formaliza el recurso, será la última oportunidad que tenga el grupo de Entrecanales de ganar en España la batalla por la gestión del agua metropolitana.

Antes de que conocer si la compañía busca amparo o no, no obstante, Acciona Agua ya ha sido arropada por Aigua és Vida. La oenegé, que surgió del conglomerado Enginyers sense Fronteres (ESF), grupo paraguas que anteriormente presidió el polémico concejal de Transición Energética y Emergencia Climática de Barcelona, Eloi Badia, defendió los intereses de la compañia esta semana. Pidió a la Comisión de Peticiones que valorara el caso por dos motivos. En primer lugar por la posibilidad de que Acciona busque amparo en el Constitucional. Y segundo, porque la Comisión Europea habría cambiado su criterio de no entrar a investigar asuntos decididos judicialmente. El comité hizo caso omiso y siguió con su orden del día [consultar aquí]. Previamente, el grupo de trabajo ya había sido informado de que el Tribunal Supremo ha vuelto a dictaminar sobre la materia y ha zanjado el asunto. La maniobra en el Europarlamento, por bien que falllida, deja una pregunta en el aire: ¿a qué intereses sirve Aigua és Vida?.

Destacadas en Business