Menú Buscar
Una hucha, una imagen que evoca a los ahorradores españoles / PIXABAY

Los ahorradores españoles ven el futuro más negro que los endeudados

En España los pasivos preocupan menos que en otros países europeos y el 46% de los encuestados con obligaciones pendientes cree que su situación mejorará

25.04.2019 12:43 h.
3 min

Los españoles endeudados ven su futuro con mayor optimismo que los ahorradores. El informe del grupo polaco KRUK muestra que el 30% de los encuestados con deudas activas tiene una actitud positiva respecto a su futuro financiero. Por el contrario, el 28% responde del mismo modo entre quienes no tienen operaciones crediticias pendientes. Además, el 46% de los españoles con obligaciones dinerarias sin saldar cree que su situación mejorará.

La empresa encargada del estudio se ha centrado en otros cinco países europeos: Rumanía, Polonia, Italia, República Checa y Eslovaquia. A diferencia de España, en estos territorios los participantes sí se han mostrado más pesimistas respecto a los que no tienen nada pendiente que liquidar.

Las deudas que más preocupan

Entre los españoles, los importes que quedan por satisfacer que preocupan menos son las facturas de bajo importe (teléfono, internet…) y los préstamos entre familiares o amigos. En cambio, las nóminas de los empleados, el alquiler de la vivienda o la devolución de un crédito bancario son percibidos con mayor urgencia.

La responsabilidad generada por las operaciones crediticias también se ve de forma distinta en España que en el resto de Europa. Los encuestados sin obligaciones de crédito previas se muestran más preocupados cuando las contraen; los que están acostumbrados a esta situación, por su parte, muestran más tranquilidad a la hora de contraer nuevos pasivos. 

El ahorro en España

El informe señala que el 26% de los españoles no dispone de ningún tipo de ahorros. Entre quienes utilizan la hucha de forma regular y no tienen deudas pendientes de saldar, solo el 9% acumula un importe equivalente a los ingresos de tres años o más.

Por otra parte, la tasa de ahorro prevista por la Comisión Europea en los hogares españoles es del 5,1%, por debajo de la media del resto de los 28 (9,8%). En conjunto, la tendencia en el los últimos años ha ido a la baja.