Menú Buscar
Fachada del Ayuntamiento de Terrassa / CG

El agua y la recogida de basuras, los servicios más bien valorados en Terrassa

OSUR publica un informe en el que el 68% de los ciudadanos de esta ciudad valoran de forma positiva el suministro que está en el punto de mira del Ayuntamiento de la ciudad

5 min

El 68% de los ciudadanos de Terrassa (Barcelona) están satisfechos con el servicio de suministro del agua en el municipio. Obtiene la mejor nota de la ciudad en el estudio presentado por el Observatorio de Servicios Urbanos (OSUE) a partir de una encuesta realizada junto a la empresa de investigación de mercados Ipsos.

Se valora de forma especialmente positiva la ausencia de cortes, la buena presión y el correcto funcionamiento del contador (81% de opiniones positivas), seguida del alcantarillado (65%) y de la factura de la empresa que da el servicio (57%). Lo único negativo según los egarenses es la “mala calidad del agua de toda la conurbación” barcelonesa.

La recogida de basuras obtiene la segunda plaza en el barómetro de valoración de los servicios públicos con la aprobación del 59% de los encuestados. Les sigue el cuidado de parques y jardines (57%), el transporte público (51%) y la limpieza viaria (50% de opiniones positivas y 36% de negativas).

Barómetro de las ciudades más pobladas

Ningún servicio urbano tiene un índice de satisfacción inferior al 50%, concluye el estudio de la localidad. Terrassa es uno de los 30 municipios de España a los que OSUR toma el pulso para medir el nivel de los servicios ciudadanos. Las ciudades más pobladas, que corresponden a 13 comunidades.

La muestra que se ha usado para realizar el estudio comprende a 5.262 personas de 18 a 79 años. Fueron encuestados a lo largo de julio.

Por encima de la media nacional

Concluye que la localidad catalana no sufre particularmente por los cinco servicios analizados. El director general de OSUR, Ramiro Aurín, señala que los resultados les sitúan por encima de la media nacional y sólo constata una relativa preocupación por el transporte público y la limpieza de las calles, los parámetros más bajos.

Jordi Ballart, alcalde Terrassa

Jordi Ballart, alcalde Terrassa en una imagen de archivo / CG

El consultor hace un apunte en el sector que más domina, el de la ingeniería y gestión del agua. Considera “sorprendente y preocupante” que el servicio más valorado de Terrassa esté “en el punto de mira del gobierno local”, encabezado por el socialista Jordi Ballart.

Pleno para cambiar el modelo de gestión

De hecho, el próximo 7 de septiembre se celebrará en Terrassa un pleno extraordinario para debatir cuál debe ser el futuro modelo de gestión. La comisión técnico-política del ayuntamiento presentó en julio un documento en el que apoyaba la tesis del Gobierno local, que apuesta por crear una entidad pública municipal para asumirla porque considera que será más eficiente.

La sesión de la próxima semana analizará esta memoria justificativa y dos informes que antes de las vacaciones estaban pendientes de redactar. El del secretario y el interventor municipal que deberán determinar la sostenibilidad financiera de la propuesta.

Dudas laborales

Hasta ahora, el principal escollo de no renovar la concesión de la Mina Pública de Terrassa, operada por el grupo Agbar, ha sido laboral. Las medidas para frenar la elevada deuda pública de España no permiten ampliar las plantillas de las corporaciones locales, por lo que se complica la subrogación de los trabajadores actuales a la empresa pública; además de las dudas que existen sobre si los empleados podrán migrar de una sociedad a otra o se debería abrir una convocatoria pública.

El equipo de Ballart ha manifestado su interés en poner la primera piedra en el nuevo modelo de gestión pública este septiembre. Antes, necesita el visto bueno de la mayoría del pleno. Una cuestión que aún está en el aire.