Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El rey Salman de Arabia Saudí, principal productor de crudo / EP

La Agencia Internacional de la Energía prevé un desplome de la demanda de crudo

El barril de petróleo pierde el impulso que le dio el acuerdo de los exportadores para reducir la producción y vuelve a caer por debajo de los 30 dólares

3 min

Jarro de agua fría de la Agencia Internacional de la Energía al mercado del petróleo. Tras las firmes alzas registradas en los pasados días, el precio del barril volvió a perder terreno con fuerza este miércoles después de que el organismo internacional alertara del desplome que se producirá en la demanda durante 2020 como consecuencia de la crisis del coronavirus y, además, limitara el efecto del reciente acuerdo de los principales exportadores para recortar la producción.

El barril de crudo tipo Brent registra descensos superiores al 4% y su precio se sitúa por debajo de la cota de 29 dólares. La presión sobre el mercado se ha intensificado después de que la AIE reiterara sus previsiones para el conjunto del año, que apunta a un descenso de la demanda que valora en nueve millones de barriles diarios.

Efecto limitado

No existe un acuerdo de recorte de producción que sea suficiente para paliar una caída de la demanda a corto plazo como ésta”, apunta la AIE. Este ha sido uno de los mensajes que más ha alertado al mercado, que habían recibido con alzas el pacto alcanzado en los últimos días por el cártel de exportadores y el resto de los principales productores, la llamada OPEP+, para recortar la producción en 12 millones de barriles diarios.

La AIE estima que en abril la demanda de crudo será de 29 millones de barriles diarios menos que la registrada en el mismo mes del pasado año. Las previsiones apuntan a una bajada de la demanda de 26 millones de barriles en mayo y de 15 millones de barriles en junio. Unas cifras que retrotraen al mercado al escenario que se daba hace 25 años.

Desplome del 57% desde enero

No obstante, el organismo prevé también un repunte de la demanda a finales de año, que hará que el impacto a final de año se reduzca hasta los citados nueve millones de barriles diarios.

En lo que va de año, los precios del petróleo se han desplomado en torno a un 57%, golpeados tanto por los efectos del Covid-19 como por la falta de acuerdo inicial de la OPEP+ para afrontar esta situación, que desencadenó una guerra de precios entre Arabia Saudí y Rusia. El primero, principal productor mundial, incrementó la producción hasta 12 millones de barriles diarios.

Destacadas en Business