Menú Buscar
Interior de la Terminal 1 del Aeropuerto de Barcelona El Prat / EFE

El Prat dispara su crecimiento y queda sólo por detrás de Londres

La oferta de vuelos en el aeropuerto de Barcelona aumenta con la operativa de Vueling, así como con las conexiones para la temporada invernal

6 min

El aeropuerto de Barcelona El Prat crece a ritmo constante. La oferta europea e intercontinental se ha disparado durante 2017 y las previsiones para 2018 auguran números positivos. La apertura de once nuevos destinos ha impulsado el pasaje intercontinental un 17,2% de enero a septiembre, algo que ha significado medio millón de pasajeros más respecto al mismo periodo de 2016.

Con estas cifras, El Prat se consolida como el segundo mayor aeropuerto de Europa en tráfico de origen y destino, superando a París Charles de Gaulle y quedando sólo por detrás del hub aéreo de Londres, Heathrow. 

El impulso permitirá a la instalación rebasra el umbral de los 47 millones de pasajeros en 2017. Con las nuevas rutas aéreas abiertas, el tráfico británico es líder con casi cuatro millones de pasajeros, por delante de los viajeros procedentes de Portugal, un 27% más, y de Rusia (+23%).  

Competencia y competitividad

El aumento de pasaje ha generado una ventaja considerable de El Prat con respecto a sus principales competidores, como los aeropuertos de Londres, Múnich o Roma. Barcelona se consolida en la séptima posición europea en volumen, y como quinta ciudad europea en tráfico y origen de destino, pisándole los talones a Moscú. 

La capital catalana se establece también como la principal puerta española de entrada o salida al tráfico hacia Asia, África y Oriente Medio, por encima incluso del aeropuerto de Madrid Barajas Adolfo Suárez.

El mayor aeródromo nacional continúa siendo no obstante la base de vuelos con destino al continente americano, situación que se constanta con la pérdida de la conexión directa de Barcelona a Buenos Aires de Aerolíneas Argentinas o la retirada de los vuelos directos a Atlanta, Nueva York y Washington en la temporada invernal. 

Sobre la media

Con ese mercado aún por explotar, Barcelona crece en todos los destinos intercontinentales por encima de la media española, aumentando su cuota de mercado y convirtiéndose en un hub de referencia.

La apuesta de Vueling por el aeropuerto catalán ha mejorado su imagen. "Otras compañías estudian ahora la posibilidad de abrir conexiones directas desde El Prat, un punto totalmente interconectado con el resto de Europa", apuntan fuentes del sector. 

La apuesta de Vueling

Mientras los hermanos de grupo de Vueling, Iberia y British Airways, tienen sus bases en Madrid y Londres y mientras LEVEL empieza a ensanchar mercado, Vueling se ha convertido en el operador principal del aeropuerto catalán.

Gracias a su inversión, la filial de la aerolínea española lidera el crecimiento en oferta de asientos en 2017, seguida de Norwegian y Ryanair.

De enero a septiembre, la hermana pequeña de Iberia mejoró su crecimiento en un 6,4% tras arañar cuota de mercado a sus competidores, lo que le permitió el transporte de 900.000 pasajeros extra.

Dos segmentos

Las mismas fuentes del sector aseguran que la interconectividad del aeropuerto de Barcelona "depende de la oferta de Vueling", algo que "ha hecho crecer las conexiones con Europa y que el viajero vacacional y el viajero de negocios han agradecido".

Aun así, las mismas voces hacen hincapié en "la inversión de las compañías con vuelos intercontinentales" y añaden que "la presencia de este operador es vital para atraer a compañías de otros continentes". Vueling, sin embargo, "debe mejorar en la experiencia con el cliente".

En un futuro, argumentan, la competividad "va a ser extrema". Explican que el comportamiento de compra del cliente catalán no es el mismo que el del cliente español, por lo que el ajuste de precios y los enlaces directos son vitales para el avance de El Prat. 

Atractivo turístico 365 días

Con la variada oferta que ofrece El Prat, Barcelona atenúa las críticas de ser, en ocasiones, un destino de sol y playa. El aumento de la oferta en temporada invernal, especialmente para viajes de negocios, se consolida, y ha provocado un crecimiento de la Terminal 1 del 17%, con 1,7 millones de asientos más.

Las previsiones de 2018 son buenas, aunque fuentes aeroportuarias vaticinan que "no se abrirán tantas nuevas rutas intercontinentales", sino que "se espera mantener las abiertas y mejorar las prestaciones".

Las mismas voces subrayan que habrá que esperar hasta marzo cuando empiece la temporada de verano para constatar las buenas previsiones.