Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Una parada del Aerobús en la plaza de Cataluña de Barcelona / CG

Monbus salva el penúltimo escollo para quedarse con el Aerobús

El Tribunal de Contratos tumba un recurso de Grupo Avanza contra la adjudicación de 90 millones de euros: solo queda un eventual escrito al TSJC

3 min

Penúltimo escollo en la licitación del Aerobús, ls lanzadera entre Barcelona ciudad y el Aeropuerto Josep Tarradellas Barcelona-El Prat. El Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (TCCSP) ha descartado un recurso contra la adjudicación de 90 millones de euros presentada Grupo Avanza. Ello deja este concurso público al borde de la resolución, salvo recurso, admisión a trámite y estimación de un eventual escrito ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC).

El visto bueno a la bronca adjudicación, que acabó con una multa millonaria de Competencia al actual adjudicatario, Serveis Generals de Mobilitat i Transport (SGMT), significa que el procedimiento se acerca a su fin tras cuatro años. Lo lanzó el Àrea Metropolitana de Barcelona (AMB) en 2016, pero el concurso se embarrancó por sospechas de irregularidades que afloró la Autoridad Catalana de la Competencia (Acco).

Monbus se lo lleva

Finalmente y tras una investigación del controlador del mercado, SGMT --que forman Moventia, Tusgsal, TMB-- además de Grupo Vectalia, otro licitante, encajaron una multa millonaria porque se probó que habían operado la colusión, una práctica anticompetitiva similar a la formación de un cártel.

Tras ello, las sancionadas retiraron su dosier y la segunda mejor clasificada, Monbus, se llevó la adjudicación. Otra rival, Grupo Avanza, controlada por la compañía mexicana ADO, presentó recurso ante el TCCSP. Ahora, el fiscalizador de las licitaciones públicas ha descartado su escrito y ha levantado la suspensión del procedimiento, confirmando a Monbus como justo ganador.

Licitación larga

Con ello, el conglomerado gallego se sitúa por encima de sus competidores y se lleva la gestión del bus lanzadera por 90 millones, sí, pero también planta su bandera en el transporte metropolitano, sector que está viviendo una zozobra por las sospechas de irregularidades en el AMB. Y, también, por la pérdida de influencia de los adjudicatarios históricos, que han cedido cuota de mercado frente al empuje de Monbus.

En el calendario de licitaciones están ahora marcadas en rojo las fechas de adjudicaciones de servicios como el diurno al sur de Barcelona, que está en trámite con un presupuesto de 160 millones, o el NitBus al norte de la Ciudad Condal, que se ha reactivado tras años parado por anomalías en el procedimiento.