Menú Buscar
Aeropuerto de Barajas, propiedad de Aena / EP

Aena vuelve a pedir otro crédito de 850 millones en menos de dos meses

El pasado mes de marzo la gestora de aeropuertos llegó a un acuerdo de financiación por valor de 1.000 millones

3 min

La gestora de aeropuertos española Aena ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que ha llegado a un acuerdo con diversas entidades financieras para la firma de préstamos bancarios por valor de 851 millones millones de euros, uniéndose así al anterior pacto de 1.075 millones de euros.

La compañía revela que 300 millones del nuevo crédito provienen del Instituto de Crédito Oficial y tendrá un plazo de devolución de nueve años. Otros 76 millones de euros se firmarán con un préstamo del Banco Europeo de Inversiones (BEI) con un plazo de vencimiento de 10 años. El resto de los préstamos (475 millones de euros) tienen plazos de vencimiento de entre uno y tres años.

Da por finalizados los créditos

Tal y como recalca el grupo aeroportuario Aena eleva con esta operación su posición en caja hasta los 3.150 millones de euros sin contar la posibilidad de “realizar emisiones a través del programa de Euro Commercial Paper (ECP) de hasta 900 millones de euros de los que, a fecha de hoy, se encuentran disponibles 525 millones de euros”.

Aena recalca que tras este acuerdo con diversas entidades financieras da por “alcanzado” el objetivo de su plan de reforzamiento de liquidez para paliar los efectos negativos que pueda ocasionar el coronavirus. No obstante, la compañía no cierra la puerta a nuevas financiaciones puesto que mantiene negociaciones con otras entidades “por importes inferiores” y que, de concretarse, se harían públicas en la presentación de resultados trimestrales.

Beneficio de 23 millones

Aena presentó recientemente resultados y registró un beneficio neto de 23,1 millones de euros en el primer trimestre de 2020, lo que representa un 83,1% menos que en el mismo periodo del año anterior.

La compañía explicó que este descenso del beneficio refleja el impacto del coronavirus, que ha supuesto restricciones a la movilidad y una "drástica reducción del tráfico aéreo" en el mes de marzo y la "práctica" paralización del negocio comercial de los aeropuertos.