Menú Buscar
Begoña Gosálbez (en la imagen) asegura que las incidencias en la convocatoria de empleo de Aena fueron mínimas

La directora de RRHH de Aena: "Algunos candidatos dañan la imagen de la empresa"

Begoña Gosálvez tilda de "reducidísimas" las quejas de la convocatoria de empleo de 2016

3 min

La directora de Organización y Recursos Humanos de Aena, Begoña Gosálvez, ha aportado su versión de la polémica en la convocatoria de empleo de 2016, que ha acabado con centenares de reclamaciones. La directiva ha culpado a los aspirantes fallidos por "dañar la reputación de la compañía" al ver "frustradas sus expectativas". Gosálvez ha minimizado las incidencias, tildándolas de "mínimas"".

En una carta interna a los empleados, la ejecutiva recuerda que una comisión de valoración "resolverá en los próximos días" las quejas de los candidatos. Antes, según ella, las personas que se han topado con un nivel de inglés demasiado elevado habrían minado la reputación del gestor aeroportuario "a través de las redes o el uso de medios digitales".

Nivel de inglés

Precisamente, Gosálvez se refiere a uno de los aspectos más criticados de la convocatoria de empleo, el nivel de inglés en las pruebas de técnico y auxiliar de atención al pasajero. "Este colectivo requiere unos mínimos conocimientos de inglés, para así poder comunicarse con los usuarios y clientes de los aeropuertos y prestar los servicios que les son inherentes con las máximas garantías y profesionalidad", valora.

Con lo que respecta a las supuestas irregularidades denunciadas, la directiva subraya que "se ha contratado personal de seguridad específico para la custodia de los exámenes" y que "1.000 observadores" vigilaron el proceso cuando tuvo lugar el pasado 27 de febrero.

Denuncias por doquier

Los argumentos de Gosálbez contrastan con las denuncias de trabajadores de Aena, que apuntan a graves irregularidades en la convocatoria de empleo. Entre otros, denuncian la repetición de pruebas de listening de inglés, fallos informáticos, dosieres abiertos o aulas en las que los alumnos podían salir y consultar sus teléfonos móviles.