Menú Buscar
Adriana Domínguez, consejera delegada de Adolfo Domínguez,  prosigue con el radical cambio estratégico

Adriana, la hija de Adolfo Domínguez, vende más con 76 tiendas menos

El cambio de estrategia comporta abrir en España solo locales en zonas ‘prime’ de las grandes ciudades y volcarse en el exterior, donde ya operan el 52% de las tiendas

5 min

La llegada de Adriana, la primogénita de Adolfo Domínguez, al puesto de primera ejecutiva del grupo textil gallego, está resultando de lo más productivo, a todos los niveles. Con un dato que sobresale en esa gestión, como es que las ventas sean hoy superiores a las que la cadena registraba hace dos años, y lograrlo con 76 tiendas menos.

Entonces, al cierre del primer semestre fiscal del grupo (de marzo a agosto), las 519 tiendas facturaban 51,1 millones de euros, a una media inferior a los 100.000 euros por tienda al semestre.

De 100.000 a 117.000 euros de venta por tienda

Ahora, en el mismo periodo, dos años después, las ventas se han elevado a 52 millones, de manera que cada una de las 443 tiendas facturaba casi 117.400 euros.

Para llegar a este cambio de inflexión registrado en la cadena orensana en tan poco tiempo, la receta aplicada por Adriana Domínguez ha sido de lo más sencilla, después de que el grupo se resintiera a todos los niveles en la última década. Por la recesión económica y, también, por la mejorable gestión llevada a cargo por el anterior responsables ejecutivo Estanislao Carpio. 

En España, las menos aperturas posibles

Tan fácil como cerrar las tiendas no rentables, abrir en España y Portugal los menos locales posibles, y situados en zonas prime de las grandes ciudades, y expandir la actividad a mercados internacionales emergentes.

En base a estas premisas, de las 12 tiendas abiertas por Adolfo Domínguez, entre abril y septiembre, solo 3 lo hacían en España, dentro de los centros comerciales de El Corte Inglés de Barcelona-Diagonal, Bilbao y A Coruña.

Tiendas en el exterior, del 36% al 52%

Las otras 9 aperturas se producían en México, Rusia, China y Australia. Este nuevo arreón de nuevas tiendas fuera de España ha supuesto que el 52% de los actuales 443 locales estén en el mercado exterior. En 2012, este porcentaje era del 36%.

También en Barcelona procedía la firma textil orensana a reabrir, en el paseo de Gracia, a finales de octubre, su tienda señera en la Ciudad Condal. Aunque la venta al público se produjo ya el pasado mes de abril, ha sido ahora cuando, concluidas las obras de remodelación, los clientes han podido comprobar en toda su extensión la nueva arquitectura, más abierta y luminosa, de la remodelada tienda.

Marca única y nuevo logotipo

Y, también, el gran cambio a nivel de producto que ha supuesto la eliminación de las submarcas U y AD+, para recuperar la marca única Adolfo Domínguez, con cambio de logotipo incluido.

No obstante, todas estas modificaciones introducidas en la gestión no han servido para retornar a los beneficios, aunque todo apunta que llegarán a lo largo del primer semestre de 2019.

Se mantienen las pérdidas

De momento, en su primer semestre fiscal, lo cerraba Adolfo Domínguez con unas pérdidas de 2,8 millones de euros, reducidas en un 43,5% respecto a las registradas entre marzo y agosto de 2017.

En ese sentido, las ventas totales caían un 5%, hasta 52 millones de euros, debido a la optimización de la red comercial con la puesta en marcha de la fusión de marcas, la evolución del tipo de cambio del euro y la climatología en el inicio del ejercicio.

Acuerdo estratégico para expansión en Latinoamérica

En cambio, el aumento de la productividad en las tiendas y la disminución de los gastos operativos propiciaban que el resultado operativo (Ebitda) se incrementara un 52%, hasta un importe negativo de 1,5 millones. El mejor en los últimos 8 años. Entre marzo y agosto de 2016 tocaba suelo marcando casi 10 millones de euros negativos.

A partir de aquí, y de cara a proseguir con su expansión en Latinoamérica, Adolfo Domínguez acaba de aliarse con la multinacional mexicana Gin Group como socio estratégico. Un holding, con una facturación de 1.400 millones de euros, que ya gestiona 20 tiendas de la cadena gallega en México, y que ahora, con el acuerdo alcanzado, buscarán dar el salto al mercado colombiano.