Menú Buscar
Tienda de Adolfo Domínguez en el número 32 del Passeig de Gràcia de Barcelona.

Adolfo Domínguez aprueba vender un inmueble en Barcelona por 16 millones

La firma de moda registró unas pérdidas de 12,2 millones en el primer semestre

Redacción
2 min

La junta general extraordinaria de accionistas de Adolfo Domínguez ha dado luz verde este fin de semana a vender un inmueble de la marca en el número 32 del Paseo de Gracia de Barcelona, donde tiene una tienda, por al menos su precio de tasación de 2012, que asciende a 16,18 millones de euros. La operación aportaría una inyección de liquidez a la firma gallega de moda, que vio como sus pérdidas se multiplicaban en el primer semestre del año.

La decisión sobre la venta del inmueble se trasladó a la junta de accionistas en noviembre, como marca la ley de sociedades, ya que el importe de la operación puede superar el 25% de los activos del último balance de la empresa.

En su comunicación de noviembre a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Adolfo Domínguez explicó que la venta "no se realizaría , en ningún caso, por un precio bruto inferior al de la tasación de dicho activo obtenida por la sociedad en el año 2012", que era de 16,18 millones de euros. También avanzaron que la operación se llevaría a cabo mediante un "proceso competitivo" en el que la firma valoraría "las ofertas que puedan recibirse".

Crecen las pérdidas

La operación permitiría a la marca obtener liquidez, en un momento negativo en cuanto a ventas. Adolfo Domínguez registró unas pérdidas netas de 12,2 millones de euros en el primer semestre del ejercicio fiscal –que se inició en marzo–, lo que supone más que doblar ( 145,9%) las pérdidas del mismo periodo del año anterior, que ascendieron a 5,05 millones de euros.

Las ventas de la compañía en los primeros seis meses del ejercicio fiscal se situaron en 51,39 millones de euros, un 11,6% menos que en las mismas fechas del año anterior, cuando la empresa facturó 58,1 millones de euros.

Más positiva es la evolución de la deuda, que se redujo un 18,5% con respecto al primer semestre de 2014, al pasar de 12 millones de euros a 9,8 millones de euros. La venta del inmueble de Barcelona también contribuiría a reducir esta deuda.