Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Gonzalo Gortázar (I), consejero delegado de Caixabank, e Isidro Fainé, su presiente, han sido los principales interlocutores en la negociación.

Acuerdo inminente para que Caixabank se haga con el control del BPI portugués

De no cerrarse el pacto, el BCE impondrá al banco luso una multa de 160.000€ diarios a partir de hoy por tener demasiado riesgo en Angola

Redacción
3 min

Caixabank e Isabel Dos Santos han estado trabajando durante el fin de semana para cerrar definitivamente el acuerdo que permitirá al banco español hacerse con el control del BPI, el banco portugués en el que la financiera angoleña tiene un 18,6% del capital.

El pacto supone que el banco de La Caixa, que ya posee un 44,1% de la entidad lusa, se hace con la participación de la angoleña, que el resto de los accionistas que quieran acogerse a la oferta recibirán el mismo trato que Dos Santos --Caixabank lanzó una OPA hace casi un año a 1,329€ la acción, con una prima del 27%-- y que podrá ejercer el control efectivo del BPI.

Votos limitados

Uno de los problemas que la operación trata de resolver es que los estatutos internos del BPI impiden que un accionista tenga más del 20% de los votos sea cual sea su participación en el capital. El pacto incluye la modificación de ese escudo protector ante operaciones de compra y otros aspectos de la organización interna, como es la limitación a 62 años para pertenecer a la comisión ejecutiva del banco.

Los detalles del acuerdo irán cerrándose en las próximas semanas, pero el primer ministro, Antonio Costa, se ha mostrado muy confiado en que hoy lunes podrá confirmarse al BCE el cierre de la operación. Las acciones del BPI cerraron el viernes a 1,191 euros después de protagonizar un repunte en el último tramo de la jornada.

Una negociación peculiar

Los negociadores españoles son más cautelosos. Los altibajos del largo proceso de las negociaciones y la forma en que Dos Santos, hija del presidente angoleño, acostumbra a enfrentarse a sus interlocutores aconsejan esa prudencia, según las fuentes consultadas. Un medio portugués asegura que Dos Santos quiso citar a sus interlocutores españoles en una estación de esquí de los Alpes. El estilo de la magnate está muy alejado de los usos y costumbres europeos.

Este domingo finalizaba el plazo dado por el BCE al BPI para que redujera su presencia en el BPA angoleño, dado que el país africano no reúne los estándares regulatorios que el Banco Central Europeo considera imprescindibles para funcionar de una forma saludable.

El control del BPA

En esas circunstancias, el instituto emisor exige a la banca de la UE que no concentre negocio y riesgo en ese país. El BPI tiene el 50,1% del BPA, que le proporciona más de la mitad de los beneficios anuales. Dos Santos tiene un 49%, y a partir del pacto se hará con su control definitivo.

Si no cierra un acuerdo que le permita reducir esa exposición, el banco portugués deberá pagar una multa diaria de 160.000 euros al BCE.

Destacadas en Business