Menú Buscar
Máquinas de 'vending' de Selecta / SELECTA

El acuerdo por el ERE de Selecta estalla por los incumplimientos de la dirección

El comité denuncia que la compañía ha introducido a última hora criterios no pactados en el plan de 255 despidos

3 min

El acuerdo por el ERE de Selecta ha saltado por los aires. Pese a que el comité de empresa y la dirección cerraron la semana pasada un plan de bajas incentivadas para 255 empleados (32 de ellos en Cataluña), la inclusión de trabajadores no afectados en la lista final de despidos ha impedido que se rubrique el pacto entre ambas partes.

Fuentes de CCOO denuncian que la compañía ha incumplido el preacuerdo ratificado por los trabajadores en las asambleas. El sindicato aclara que el documento no se ha firmado porque la empresa ha sustituido a última hora a unos trabajadores por otros amparándose en criterios que no habían sido incluidos en el acuerdo previo.

Lluvia de denuncias

Según sostiene el comité, la empresa ha excluido a algunos empleados de la reestructuración porque considera que son más "imprescindibles" para la operativa interna. Además, tampoco se ha respetado el derecho de los trabajadores con mayor antigüedad a conservar su puesto frente a los de incorporación más reciente.

"Recomendamos a todos los trabajadores que no firmen nada, pese a que sabemos que Selecta va a aplicar el preacuerdo de forma unilateral. Y dejamos la puerta abierta a futuras denuncias para la gente a la que echen forzosamente", advierten estas fuentes.

Afectación en Cataluña

El ajuste de personal de la empresa de vending afecta a todos los centros de trabajo en España, aunque en Cataluña tendrá una incidencia destacada. La firma controlada por el fondo de inversión KKR plantea el cierre de la planta de Sant Boi de Llobregat (Barcelona) y trasladar toda la actividad a su otra instalación, en Sant Andreu de la Barca (Barcelona).

Además, a partir del próximo 1 de noviembre y hasta el 31 de enero se aplicará un ERTE (expediente de regulación temporal de empleo) que afectará al 27% de la plantilla en la comunidad catalana. Las mismas fuentes sindicales achacan a la "mala gestión de la compañía" los tijeretazos de personal impuestos por la dirección.

Destacadas en Business