Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de ACS, Florentino Pérez / EP

ACS vende a Vinci la división industrial Cobra por más de 4.900 millones

La compañía de Florentino Pérez y el grupo francés cerrarán la operación a finales de año e implicará la subrogación de 45.000 empleados en 50 países

5 min

ACS ha vendido el grueso de su división industrial, Cobra, a la francesa Vinci por una cantidad que se moverá entre los 4.930 millones y los 4.980. El precio exacto se fijará en el cierre de la operación, que se calcula que tendrá lugar a finales de año, una vez obtenga todas las autorizaciones de competencia.

Tal y como explica la cotizada española en un comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), el perímetro de la transacción incluye “además de las actividades de ingeniería y obras, las participaciones en ocho concesiones, o PPP de proyectos principalmente de energía así como la plataforma de desarrollo de nuevos proyectos en el sector de la energía renovable”. ACS se quedará con la filial Zero-e, una firma de la que ya soltó lastre en enero de 2020, cuando la también gala Galp asumió parte de sus activos renovables. El grupo de Florentino Pérez intentó lanzar a bolsa esta sociedad, aunque retiró la propuesta y desde hace un año también está en el mercado.

Plantilla de 45.000 empleados

La cotizada española también ha retirado “15 concesiones cuyo proceso de segregación (cave out) se llevará a efecto antes de la ejecución de la compraventa” a Vinci, tal y como informa a los accionistas. Al final, el gigante francés de la construcción y las concesiones se quedará con la práctica totalidad de ACS Industrial Services, que incluye una plantilla de unos 45.000 empleados repartidos en unos 50 países.

La estructura económica de la operación incluye un pago fijo de 4.200 millones de euros y otro adicional que oscilará entre los 730 y los 780 millones. La cifra final dependerá, de nuevo, del valor exacto de los activos que se traspasen en la fecha final del cierre de la operación. Esta última cantidad tiene como objetivo una “compensación por caja de la compañía”. Es decir, por la tesorería que se incluye en la parte de Cobra que asumirá el grupo galo.

‘Joint venture’ entre ACS y Vinci

Además, se incluye un “pago variable máximo de 600 millones en metálico”. Se fijarán en función de cada GW que desarrolle la sociedad que cambia de propietario entre el 31 de marzo 2021 y “hasta los siete años siguientes a la ejecución de la compraventa, prorrogable por 18 meses adicionales si la división industrial vendida no alcanzara a desarrollar 6GW en los primeros 42 meses”, señala el acuerdo firmado entre las partes.

Como colofón final, la cotizada capitaneada por Florentino Pérez ha confirmado que tiene la intención de constituir una filial común con Vinci para adquirir activos “maduros” de energía renovable que ya hayan sido desarrollados, construidos y conectados a la red por la empresa que se compraría. Si se llega a formalizar, el grupo galo controlaría el 51% de la filial.

Primer anuncio de la operación

Cabe tener en cuenta que el pasado 2 de octubre ACS ya anunció que había recibido una oferta de Vinci para comprar la división industrial. Avanzó que la transacción que estaba en estudio fijaba en unos 5.200 millones el valor de la empresa y que se planteaba abonar parte de este importe en acciones de la cotizada francesa. Finalmente, este extremo se ha descartado.

El grupo galo ha afirmado al mercado que la compra se financiará con los fondos de tesorería y con líneas de crédito adicional. Su accionariado no cambiará.