Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Un convoy de la Línea 9 del metro / TMB

ACS refinancia otros 700 millones de deuda de la Línea 9 del metro

La cantidad total reestructurada por la constructora en esta obra es ya de al menos 1.447 millones de euros, en un proyecto que asciende a los 16.000

3 min

La constructora ACS ha conseguido cerrar la refinanciación de una deuda de 721 millones de euros contraída durante la construcción de la Línea 9 del Metro de Barcelona. Concretamente, en el desarrollo del cuarto tramo de esta infraestructura pendiente desde hace dos décadas y cuyo presupuesto roza los 6.000 millones de euros.

La operación se suma a otra que se cerró el año pasado de deuda procedente del mismo proyecto. En ese caso, se refinanciaron 726 millones de euros procedentes de la construcción del segundo tramo de la misma línea del suburbano, con lo que el monto total se eleva ya al menos hasta los 1.447 millones.

Una operación de la filial

Ambas transacciones financieras fueron gestionadas por Iridium, una filial del grupo constructor presidido por Florentino Pérez. En esta ocasión, el banco Goldman Sachs ha sido el inversor principal de la reestructuración, seguido del BBVA.

Las nuevas condiciones establecen un primer tramo bancario a largo plazo pactado con el Banco Europeo de Inversiones y otro tramo a medio plazo con entidades financieras en España, Portugal, Francia y Japón. Además, se han acordado otros dos tramos, uno a tipo fijo y el otro variable, a inversores internacionales de Alemania, Francia, Portugal y España.

16.000 millones de inversión

Las constructoras de la Línea 9 firmaron en 2008 un contrato de concesión con el Ifercat (Infraestructures Ferroviàries de Catalunya), un ente público de la Generalitat que administra los proyectos ferroviarios. Las empresas concesionarias son Iridium, Brookfield, Queenspoint (controlada por Allianz y ATP), Equitix y Dalmore.

La concesión de este tramo contrata por 542 millones de euros el diseño, construcción, financiación y mantenimiento hasta el año 2040 de 13 estaciones. Cuando esté terminada, la Línea 9 podría convertirse en la más larga de Europa, con 50 estaciones y una longitud de 52 kilómetros. Su presupuesto es de 5.946 millones de euros, pero según la Sindicatura de Cuentas, ya se han contratado 13.000 millones y se calcula que la inversión pública total podría ascender a los 16.000 millones de euros.

Destacadas en Business