Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Exterior de la sede de la constructora española ACS, líder del sector que promueve una política más sostenible / EUROPA PRESS

ACS: más líder, más sostenible

La multinacional que preside Florentino Pérez incentivará la diversidad en la plantilla y aumentará un 25% el número de mujeres en puestos de alta dirección en todo el grupo

8 min

El beneficio neto de 3.045 millones de euros que ACS obtuvo en 2021, según las cuentas presentadas recientemente en su Junta de Accionistas, permite a la multinacional española plantearse nuevos retos de cara al futuro. El primer objetivo estratégico es invertir entre 4.000 y 5.000 millones en nuevos proyectos de infraestructuras, con la sostenibilidad y la lucha contra el cambio climático como ejes prioritarios de la estrategia.

La compañía ha multiplicado por cinco los 574 millones que ganó en 2020. La explicación a este importante crecimiento hay que buscarla en los ingresos extraordinarios procedentes de la venta de parte de su división industrial, con Cobra a la cabeza, a Vinci por unos 5.500 millones de euros.

El empuje de Abertis

Sin esta venta, el beneficio también habría sido notable. Concretamente, cercano a los 720 millones de euros, una cifra un 33% superior al ejercicio anterior gracias a la recuperación de su participada Abertis, que registró una mayor demanda en sus autopistas tras la finalización de las restricciones a la movilidad impuestas en los países donde opera.

Las ventas del grupo se mantuvieron estables en 27.800 millones de euros, pero se encuentran un 40% por debajo de los 39.000 millones de euros que ingresó en 2019, antes del estallido de la pandemia. Ese año, el beneficio neto fue de 962 millones de euros, también por encima del ordinario de 2021.

Diversificación de las ventas

América del Norte concentró el 59% de las ventas, seguida de Australia, con un 19%, Europa, con un 18%, Asia, con un 3%, y América del Sur, con el restante 1%. Por países, Estados Unidos, con un 53% del total; Australia; España, con un 11%; Canadá y Alemania contribuyeron con un 92% al total de ventas.

La cartera de ACS se afianza hasta situarse de nuevo en niveles anteriores a la pandemia y alcanza máximos históricos (67.262 millones). El resultado bruto de explotación (Ebitda), por su parte, fue de 1.598 millones de euros en 2021, un 15,5% superior al del ejercicio 2020.

Autopistas y renovables

El reto que se plantea ahora la multinacional española es rentabilizar ese beneficio récord en nuevas oportunidades de negocio y el objetivo es invertir en autopistas y energías renovables. El presidente del Grupo ACS, Florentino Pérez, ha destacado “la excelente posición financiera” de la compañía, que permite “afrontar con garantías una etapa de inversión en nuestro desarrollo estratégico”.

La constructora continúa la trayectoria positiva iniciada en los últimos años. Esta inercia favorable se ha traducido en avances importantes en materias medioambientales, adoptando un fuerte compromiso de reducir más allá de las emisiones de gases de efecto invernadero, teniendo en cuenta otros gases contaminantes, emisiones sonoras y otras posibles molestias derivadas de la actividad, como la contaminación lumínica.

Nueva política ambiental

Florentino Pérez ha resaltado la “importante transformación estratégica” que acomete la compañía tras la venta de la actividad industrial y la creación de una empresa de activos renovables.

El presidente del Grupo ACS ya había apuntado en la pasada junta general de accionistas que la compañía ha reducido de manera exponencial las emisiones de sus operaciones. “Vamos reafirmando nuestros objetivos globales en la eficiencia energética y la lucha contra el cambio climático”, decía ante sus accionistas.

EuropaPress 3770251 presidente acs florentino perez presentacion analistas (1)
Florentino Pérez, presidente del Grupo ACS / EP

Neutralidad climática

En su Plan de Sostenibilidad 2025, ACS incluye la pretensión de conseguir emisiones de dióxido de carbono netas iguales o inferiores a cero a través de la modificación de los modelos de producción y consumo. El Grupo se ha comprometido a completar la transición hacia una economía baja en carbono, con una decidida apuesta por la reducción de sus emisiones totales en un 15% para 2025 en sus actividades de infraestructuras.

Este plan cuenta con 17 objetivos prioritarios, entre los que destaca la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero “con el objetivo de alcanzar en 2045 la neutralidad climática en nuestras operaciones”, según ha detallado el presidente de la compañía.

Igualdad e integración

Su compromiso, sin embargo, va más allá de cuestiones relacionadas con los valores ecológicos. También en el área social la constructora ha apostado por reforzar sus políticas de seguridad y salud en el trabajo. Por ejemplo, ha incrementado el gasto medio por trabajador en materia de seguridad y salud laboral y está incentivando la incorporación de la mujer a diversos puestos y funciones, lo que ha permitido que el 40% de la plantilla sean mujeres.

“Esperamos aumentar en un 25% el número de mujeres en nuestros puestos de alta dirección en todo el grupo”, ha señalado Florentino Pérez, sin olvidar la acentuación del compromiso “con la formación en materia de gobernanza y sostenibilidad con el propósito de reforzar nuestra cultura corporativa y las de nuestros proveedores en estos temas tan relevantes”.

Un plan con tres ejes principales

Promover la transición global hacia infraestructuras sostenibles, ser un factor clave en el desarrollo económico integrando talento especializado y ser referentes en buenas prácticas empresariales son los tres ejes principales en los que se asienta un plan que nace con el objetivo de impulsar aún más a la empresa líder del sector.

“El impulso decidido a la sostenibilidad siempre ha sido una parte inherente a la historia de nuestro grupo. Los aspectos medioambientales, la seguridad laboral, la integración social y la ética corporativa han jugado un papel fundamental en la cultura de ACS, siempre conscientes de la responsabilidad que tenemos frente a los diversos grupos de interés que forman parte de nuestra comunidad”, ha asegurado Florentino Pérez.

Líder financiero y sostenible

En definitiva, ACS se asienta como el líder absoluto del mundo de las infraestructuras con una amplia cartera de proyectos en mercados estratégicos. Además, puede presumir de una demostrada eficiencia operativa y una sólida posición financiera que, como ha subrayado Florentino Pérez, responde a los retos globales del sector “con un modelo dinámico, competitivo y sostenible que nos va a permitir seguir creciendo de forma rentable”.

“Queremos impulsar con decisión las medidas que nos permitan ser más eficaces, más eficientes y estar medioambientalmente comprometidos para reforzar nuestra vertiente social y seguir promoviendo una cultura empresarial éticamente responsable”, ha concluido el presidente.