Menú Buscar
Florentino Pérez y Marcelino Fernández Verdes en la junta de ACS / EUROPA PRESS

ACS invierte 120 millones en acciones propias y eleva su autocartera a máximos de siete años

El grupo de construcción y servicios adquiere un 4% de títulos propios desde septiembre, valorados en casi 450 millones de euros

3 min

ACS ha acelerado la compra de acciones propias como no había hecho desde 2013. El grupo de construcción y servicios adquirió en los últimos días del pasado año algo más de un 1% del capital, operación en la que ha invertido unos 120 millones de euros, lo que ha situado su autocartera muy cerca del 4%.

El grupo de construcción y servicios que preside Florentino Pérez no aglutinaba tantos títulos propios desde finales de 2012, cuando su autocartera superaba el 6% del capital. Por entonces, ACS especulaba frecuentemente con sus propias acciones con el fin de mejorar sus resultados procedentes de operaciones financieras.

Fin a la especulación

Sin embargo, a partir de aquel año modificó su política de dividendos, lo que también hizo que dejara de operar en el mercado con vistas a obtener un rendimiento por la compra-venta de sus títulos. Como consecuencia del saneamiento que tuvo que llevar a cabo por su salida precipitada del capital de Iberdrola, ACS cerró el ejercicio con pérdidas superiores a los 2.000 millones de euros, lo que hizo que la compañía tuviera que renunciar al dividendo con cargo a resultados que tradicionalmente entregaba a sus accionistas.

A partir de entonces, la compañía estableció el sistema de dividendo flexible por el que los socios pueden elegir entre percibir la retribución en metálico o en acciones. En aquel momento, ACS se deshizo de la práctica totalidad de su autocartera y no ha vuelto al alcanzar cotas tan elevadas hasta ahora.

Sin efecto en la cotización

Desde que ACS inició la adquisición de este 4% de autocartera, las acciones de la compañía han caído cerca de un 6%. Las sucesivas operaciones que el grupo ha realizado en estos meses se han efectuado a precios de mercado. En total, la inversión en títulos propios ha rondado los 450 millones de euros.

ACS se fijó como gran objetivo alcanzar la cifra de 1.000 millones de beneficios al cierre de 2019, registro que no consigue desde 2006, cuando aún no tenía una participación mayoritaria en la alemana Hochtief ni en la australiana Cimic. La venta en la recta final del año de activos fotovoltaicos, con una plusvalía de 250 millones de euros, contribuirá a apuntalar el objetivo.

Destacadas en Business