Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Florentino Pérez, presidente de ACS / EP

ACS invertirá en renovables junto a Vinci tras venderle su división industrial

El grupo español prevé destinar parte de los ingresos de la operación a autopistas y estará atento a las desinversiones en Italia de Atlantia, su socio en Abertis

3 min

ACS espera cerrar durante el próximo mes de marzo la venta de su división industrial a Vinci, cuyas negociaciones fueron anunciadas a finales del pasado año. Pero la intención del grupo español de construcción y servicios va más allá, puesto que quiere contar con la compañía francesa para sus futuras inversiones en energías renovables, para lo que no descarta incluso la creación de una compañía conjunta.

El presidente de ACS, Florentino Pérez, ha explicado este viernes a los analistas que en las negociaciones que lleva a cabo el grupo de construcción y servicios para traspasar el negocio que encabeza su filial Cobra se incluye la posibilidad de aliarse con Vinci para su apuesta por las energías renovables.

25.000 MW en desarrollo

En la presentación de sus resultados de 2020, ACS ha desvelado que cuenta con una cartera de proyectos en energías verdes en fase de promoción que totaliza 25.000 megavatios, distribuidos principalmente y a partes iguales entre energía eólica y fotovoltaica (un 48% para ambas).

La cartera de proyectos cuenta con una destacada distribución geográfica, en la que el peso de España se reduce al 10%. La mayoría está localizada en Latinoamérica, algo más de un tercio, mientras que otra tercera parte se distribuye por Europa.

Eólica flotante marina

Una de las firmes apuestas de ACS para sus proyectos ‘verdes’ en España es la eólica marina flotante, una tecnología en la que ACS considera que está el futuro de las renovables en el país.

“Nuestra intención es invertir conjuntamente con Vinci en proyectos de renovables; en la actualidad estamos centrados en cerrar el acuerdo de compraventa”, ha asegurado Pérez.

Autopistas en Italia

Preguntado por el posible destino de los ingresos de la operación, el presidente de ACS ha apuntado al sector de las autopistas y, en este sentido, ha admitido que estudiarán la posibilidad de comprar algunos de los activos de Autostrade per l’Italia (Aspi), la filial de concesiones que Atlantia, su socio en Abertis, está obligada a poner en venta.

El ejecutivo ha descartado futuras inversiones en aeropuertos o en incrementar las participaciones de ACS en sus filiales internacionales cotizadas Hochtief y Cimic.