Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Imagen de la última junta de accionistas de ACS, celebrada de forma telemática / EP

ACS gana un 28% menos hasta marzo por el impacto de la crisis en Abertis

El resultado bruto de explotación del grupo se incrementaría cerca de un 3% si se excluye el efecto de la participación en la concesionaria de infraestructuras

4 min

El grupo ACS obtuvo un beneficio neto de 201 millones de euros en el primer trimestre, un 28,5% menos que un año antes, debido a la menor contribución recibida de su participada Abertis a causa del desplome del tráfico que la crisis del coronavirus ha provocado en sus autopistas, según informó la compañía.

De hecho, la compañía que preside Florentino Pérez se anotó una aportación de 2,5 millones por la participación del 30% que tiene en Abertis, unos 40 millones menos que en el mismo periodo del pasado año.

Ebitda creciente sin Abertis

En caso de excluir estos este impacto y otros derivados de ajustes de valoraciones en activos financieros, ACS limitaría el descenso de su beneficio trimestral al 4,7%, dato que considera "confirma la solidez y la diversificación de sus negocios".

El grupo registró un descenso del 8,3% también en su beneficio bruto de explotación (Ebitda), que se situó en 751 millones, afectado asimismo por Abertis. No obstante, asegura que crece un 2,3% en caso de excluir el efecto de la empresa de autopistas.

Incremento de los ingresos

Las cuentas trimestrales de la compañía se ven también impactadas por la suspensión de alguna de las actividades de su filial de servicios Clece, también como consecuencia de la crisis sanitaria y el estado de alarma.

Los ingresos del grupo saldaron el trimestre con un aumento del 3,1%, hasta sumar 9.553 millones de euros, gracias a la contribución del negocio de construcción en Norteamérica, primer mercado de la compañía, que ya aporta más del 50% de los ingresos totales.

Impacto en renovables

Por áreas de negocio, la tradicional actividad constructora facturó 7.252 millones de euros, un 5,8% más, si bien redujo un 7,6% su aportación al Ebitda. Al cierre de marzo presentaba una cartera de contratos pendientes de acometer por 60.834 millones.

En cambio, la rama industrial, de su lado, redujo un 5,5% sus ingresos, hasta los 1.913 millones, afectada "por la ralentización de proyectos de energías renovables en España". De hecho, el grupo invirtió 121 millones en su nueva apuesta por la energía verde, una tercera parte respecto a los 311 millones del mismo periodo del pasado año.

Sólida posición de liquidez

Por su parte, la división de servicios contribuyó con 393 millones, un 1% más, si bien su margen se desplomó al 2,6%, desde el 5,8%, por los costes de adquisición de materiales de protección para todos los trabajadores.

ACS cuenta con una posición de liquidez de 12.000 millones que, "unida a la cartera de contratos, su diversificación geográfica y al perfil y la visibilidad de sus negocios" hacen que el grupo se muestre "seguro" para afrontar los retos de la crisis, según indicó su consejero delegado, Marcelino Fernández Verdes, en la presentación de los resultados.