Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Florentino Pérez, presidente de ACS / EP

ACS excluirá de bolsa a su filial australiana Cimic por 950 millones

El grupo de construcción, servicios y concesiones lanzará una opa a través de Hochtief para adquirir el 22% que aún no controla de la compañía oceánica

3 min

ACS procederá a excluir de bolsa a su filial australiana Cimic para lo que procederá al lanzamiento de una opa con el fin de adquirir el 22% del capital de la compañía oceánica que aún no controla, una operación valorada en unos 950 millones de euros.

De acuerdo con un comunicado remitido a la Bolsa de Sydney, en la que cotiza Cimic, la oferta consistirá en el pago de 22 dólares australianos en efectivo por cada título de Cimic, lo que supone una prima del 33% respecto al último cierre del valor.

Sin opciones de mejora

La operación se llevará a cabo a través de Hochtief, filial alemana de ACS, que es la ostenta la participación del 78% que el grupo de construcción, servicios y concesiones que preside Florentino Pérez mantiene en Cimic.

Hochtief no prevé variar el precio de la oferta ante las pocas probabilidades de que surja una oferta competidora. En el caso de que el resultado de la operación otorgue a la compañía germana el control de más del 90% del capital, podrá poner en marcha un proceso para que el resto de accionistas que no ha aceptado la opa vendan sus títulos de manera forzosa.

Financiación sindicada

Para articular la operación, Hochtief empleará una línea de crédito acordada con un sindicato bancario que lideran BNP Paribas, Deutsche Bank y JP Morgan.

La empresa alemana ha remitido una comunicación a los accionistas de Cimic para instarles a aceptar la oferta y advertirles de los riesgos que corren si deciden quedarse como socios minoritarios de la compañía australiana.

Retroceso del 23% en un año

Dado que la opa dejará a Cimic con un capital flotante aún más escaso del que ya de por sí tiene, los accionistas podrían sufrir los efectos de una elevada volatilidad y, además, ver cómo la compañía queda excluida del índice selectivo de la Bolsa de Sydney por este motivo, lo que le restaría atractivo con vistas a inversores institucionales.

En los últimos doce meses, la cotización de Cimic se ha depreciado cerca de un 23%, una circunstancia que ha sido aprovechada por su matriz para llevar a cabo una operación con la que el mercado venía haciendo cábalas en los últimos tiempos.