Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El presidente de ACS, Florentino Pérez, en la junta de accionistas de la compañía / EP

ACS cierra la venta de su negocio industrial a Vinci con plusvalías de 2.900 millones

El grupo de construcción, servicios y concesiones computará ingresos extraordinarios de 4.900 millones en las cuentas de 2021

4 min

ACS y Vinci ha logrado cerrar in extremis, justo antes de finalizar el año, una de las operaciones empresariales del año: la compraventa de la mayor parte de la división industrial del grupo español, liderada por Cobra, por la que ha obtenido ya 4.900 millones de euros.

La formalización de la operación, con la firma de la misma y su elevación a escritura pública, permitirá a la compañía presidida por Florentino Pérez consignarla en las cuentas del año, que además del citado ingreso reflejará una plusvalía no inferior a 2.900 millones de euros.

Hasta 600 millones adicionales

Según figura en la comunicación de información privilegiada remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores, ACS podrá recibir por esta operación hasta 600 millones de euros adicionales en los próximos siete años, en función del avance de los proyectos de energías renovables que la división vendida alcance en este periodo.

En concreto, la compañía española ingresará 20 millones de euros por cada 0,5 GW que desarrolle el negocio traspasado as Vinci. El citado periodo de siete años se prorrogará durante 18 meses adicionales si la división no ha sido capaz de concluir proyectos con una potencia instalada de 6 GW en los próximos 42 meses.

Negocio conjunto de renovables

ACS recuerda en la nota enviada al supervisor que la operación incluye un acuerdo con Vinci para la creación de una empresa conjunta a la que se aportarán todos los activos de energías renovables que desarrolle la división objeto de la compraventa, conforme se vayan conectando a la red y estén listos para entrar en servicio, durante al menos ocho años y medio a partir del cierre formal de la operación, es decir, hasta mediados de 2029.

En esta nueva compañía, Vinci será el accionista mayoritario, con un 51% del capital, mientras que ACS se quedará con el 49% restante.

Foco en las concesiones

Tras acordar la operación, la pasada primavera, ACS se lanzó a la creación de un gran grupo de concesiones ante la oportunidad generada por la venta por parte del Estado italiano de la mayoría del capital de Autostrade per l’Italia, que agrupa los activos en territorio transalpino de Atlantia y que la compañía tuvo que ceder como consecuencia de la tragedia del hundimiento del puente Morandi.

Pese a que llegó a presentar una oferta formal, ACS no pudo hacerse con la compañía, ante los recelos que despertó en el seno del Gobierno que comanda el expresidente del Banco Central Europeo Mario Draghi.

Así, el grupo español decidió dar un paso en lateral y replantear su estrategia en concesiones con la búsqueda de nuevas oportunidades que le permita articular una gran división de concesiones, por la que pasa buena parte de la estrategia de la compañía en los próximos años.