Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
El puente Gordie Howe, entre Detroit (EEUU) y Windsor (Canadá), respeta el medio ambiente / ACS

ACS apuesta por una construcción sostenible que proteja el medio ambiente

La constructora española acepta el desafío de reducir las emisiones contaminantes y asumir la neutralidad climática en 2045

9 min

El sector de la construcción se encuentra en pleno proceso de transformación impulsado por la necesidad de adaptar las infraestructuras a la lucha contra el cambio climático y la descarbonización de la economía.

El Grupo ACS ha apostado desde el minuto uno por la gestión eficiente de los recursos y la protección del medio ambiente y marca entre sus objetivos principales minimizar el impacto de sus operaciones en beneficio de la conservación del entorno natural.

Referente mundial

Para frenar la emergencia climática, la constructora española focaliza sus esfuerzos en la transición hacia una economía baja en carbono priorizando el uso de productos y servicios con un impacto menor en el medio y mejorando la eficiencia de los procesos en sus actividades. Entre sus objetivos destaca reducir a la mínima expresión el consumo de recursos naturales, la generación de emisiones de gases de efecto invernadero, la producción de residuos y su posible afección a la biodiversidad.

El presidente de ACS, Florentino Pérez, destacaba recientemente en la Junta General de Accionistas “el impulso que estamos dando al Grupo en materia de sostenibilidad, más allá de las exigencias regulatorias o requerimientos de nuestros grupos de interés. El nuevo Plan Director de Sostenibilidad 2025 de ACS nos sitúa como referente global de nuestro sector”.

Una estrategia definida

El Plan Director de Sostenibilidad 2025 fija las prioridades estratégicas de la compañía y los 12 compromisos en materia de sostenibilidad. Entre los entre las metas destacan la consecución de la neutralidad climática en 2045, anticipándose cinco años a las pautas fijadas por la Unión Europea, la reducción de las emisiones de Alcance 1 (directas de fuentes propias o controladas) y Alcance 2 (indirectas, procedentes de la energía que consumen) o el incremento de las ventas de proyectos con certificación sostenible hasta el 45%.

Para ahondar en esa dirección, la constructora destinará parte de los beneficios generados tras la venta de la División Industrial Cobra al desarrollo de proyectos concesionales de energía renovable a través de la creación de una empresa conjunta con Vinci para el desarrollo del pipeline de renovables que tiene el área de Servicios Industriales en todo el mundo.

Un compromiso innegociable

Para hacer frente a los retos de la emergencia climática, las empresas del Grupo ACS llev¡aron  a cabo el pasado año acciones para reducir las emisiones de GEI. El ahorro de emisiones, estimado en 19.911,6 de toneladas de CO2. Se obtuvo a través de  en iniciativas tales como suministros de electricidad con garantía de origen renovable o sustitución y reemplazo de vehículos.

Entre esas acciones destaca la construcción del nuevo puente Gordie Howe, que conecta las ciudades de Detroit, en Estados Unidos, y Windsor, en Canadá, además de los pasos fronterizos asociados al puente.

Este puente internacional tiene una longitud de 2,5 kilómetros, atraviesa el río Detroit River con sus seis carriles (tres por sentido) y su vano principal será el más largo de Norteamérica con más de 850 metros y sin pilares en el agua.

Los pilares fundamentales

La construcción sostenible del grupo sigue los principales estándares en la materia, como demuestra el hecho de que uno de los pilares fundamentales del área de I+D es identificar materiales que promuevan la resiliencia de las infraestructuras frente al incremento de eventos meteorológicos extremos derivados del cambio climático, así como su reutilización y aprovechamiento para disminuir el consumo de materias primas.

La totalidad de las empresas de ACS han desarrollado inversiones y han implementado medidas para reducir el consumo energético a través del desarrollo de iluminación led en las principales obras, la implantación de sistemas para controlar y optimizar los consumos o el reemplazo de equipos por otros menos intensivos en energía.

Proteger la biodiversidad minimizando el impacto

La promoción de un modelo circular que priorice la reducción y optimización del uso de materiales, especialmente madera, el acero, el hormigón y el vidrio y la gestión eficiente de los residuos es otro de los ejes de actuación prioritarios del Grupo ACS, que trabaja para minimizar el impacto de sus materiales y aplicar una gestión racional de residuos, teniendo en cuenta el ciclo de vida de los proyectos y servicios.

El sector de la construcción de infraestructuras desarrolla actividades potencialmente susceptibles de causar afecciones al medio natural al operar en todo tipo de ubicaciones y entornos donde pueden coexistir multitud de ecosistemas. Para paliar esta realidad, el Grupo ACS ha puesto en marcha una serie de medidas que aseguran la conservación de la flora y de la fauna y la reducción en el consumo de recursos y la generación de residuos.

La cotizada española se encuentra a la vanguardia del compromiso con el medio ambiente en el sector de las infraestructuras y en su afán por minimizar el impacto de sus actividades en la biodiversidad destaca especialmente el ejemplo del Gordie Howe. Durante la construcción de este puente, Dragados logró mitigar el impacto sobre la fauna local a través de una monitorización ambiental diaria que permita identificar riesgos y adoptar medidas, además de idear una estrategia para salvaguardar los nidos y minimizar el impacto sobre las aves. 

Uso más eficiente de los materiales

Uno de los compromisos definidos en el Plan Director de Sostenibilidad es promover la optimización de recursos fomentando la durabilidad de los materiales de construcción. Para ello, las diferentes empresas del Grupo ACS están promoviendo el análisis de ciclo de vida en los proyectos de infraestructuras y edificación a través de la digitalización y las nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia en términos de materiales utilizados así como mejorar la vida útil de los mismos.

Las actividades del Grupo ACS son potencialmente susceptibles de causar afecciones al medio natural al operar en todo tipo de ubicaciones y entornos donde pueden coexistir multitud de ecosistemas. Ante este contexto, la compañía siempre trata de minimizar el impacto de sus actividades en la biodiversidad, respetando especialmente las zonas naturales protegidas y de alto valor ecológico.

El Metro de Sidney, una obra premiada

Prueba de esta política de sostenibilidad que el Grupo ACS aplica a sus actividades son los trabajos de excavación de estaciones y túneles del Metro de Sidney, que ha ganado el premio Australian Construction Achievement Award (ACAA) de 2022 y recibió la calificación más alta de sostenibilidad de infraestructura de ISCA.

Se trata de un proyecto que incluye 15,5 km de túneles completamente revestidos, junto con 57 pasajes transversales y dos estructuras de buceo permanentes, siete estaciones subterráneas y numerosas ampliaciones, pozos y cavernas de corredores ferroviarios. En esta obra se ha reciclado más del 95% de los residuos, se ha reducido el uso de agua en más del 26% y se ha apostado por la reutilización del agua en la construcción de túneles para la supresión de polvo.

Underground cathedrals complex lining geometry at Martin Place Station
Construcción de los túneles del Metro de Sidney / ACS

Otros proyectos

Otros de los proyectos destacados en materia de sostenibilidad del Grupo ACS son el puente Rodanthe, en Carolina del Norte, donde Flatiron ha desarrollado varias tecnologías innovadoras que proporcionan una mejor protección para la flora y la fauna o el proyecto EchoWater que Dragados ha ejecutado en Sacramento, una infraestructura que trata y recicla las aguas residuales para devolverlas al entorno natural, de acuerdo a las exigentes especificaciones de la normativa del Estado de California.