Menú Buscar
José Manuel Entrecanales, presidente de Acciona

Acciona se queda sola en la defensa de ATLL

La negociación del nuevo Gobierno catalán y la detención del jefe del banco BTG en Brasil, André Esteves, dejan el futuro de la concesión más polémica de Mas en el aire

6 min

La guerra del agua en Cataluña tiene muchas posibilidades de resolverse al margen de los tribunales. La situación política de la Generalitat tras las elecciones del 27S primero y los problemas de los miembros del consorcio después han dejado casi sola a Acciona en la defensa del contrato firmado en los últimos días de 2012, algo impensable al inicio del trimestre.

Perder el apoyo del Gobierno catalán significa un varapalo para los actuales gestores de ATLL. Artur Mas ha estado a su lado en todos los procesos judiciales que se han iniciado antes y después de la adjudicación.

Condición de la CUP

La colaboración ha llegado al punto en coincidir en los argumentos jurídicos presentados en los diferentes recursos para evitar resolver el contrato primero como medida cautelar y después en lo que ellos mismos denominan la “cuestión de fondo”, valorar la pulcritud de la primera resolución que revocaba el contrato, la del Tribunal Catalán de Contratos del Sector Público (la antigua Oarcc) emitida seis días después de la formalización del contrato.

La situación ha cambiado radicalmente tras las elecciones del 27S. Entre las condiciones que pone la CUP a CDC y ERC para facilitar la investidura y la creación del futuro gobierno aparece revisar las privatizaciones de los últimos años y, en especial, revertir la concesión de ATLL.

Defensa de la titularidad pública

No sólo eso, la formación antisistema señala que se deberá recuperar la titularidad pública del servicio y no piensa cambiar su punto de vista. Es una de las líneas rojas innegociables a las que no renunciará, ni siquiera por un criterio de caja.

La falta de liquidez de las arcas catalanas convenció a ERC para apoyar la concesión en la última legislatura, a pesar de que tampoco ve con buenos ojos el modelo de gestión privada. No ocurrirá lo mismo en el nuevo pacto de gobernabilidad que se intenta alcanzar en Cataluña.

Detención de André Esteves

Aunque el golpe de gracia final al contrato ha ocurrido lejos de Cataluña. La detención y encarcelamiento del multimillonario brasileño André Esteves, consejero delegado y uno de los accionistas de referencia de BTG Pactual, se perfila como el elemento que liquidará el consorcio liderado por Acciona.

El banco de inversión es el socio financiero de ATLL Concesionaria de la Generalitat de Cataluña, la sociedad liderada por la familia Entrecanales en la que participan otros inversores catalanes como los Godia- Torreblanca y los Rodés. Si cae BTG Pactual se debería buscar a quien le suceda económicamente o asumir a título individual su aportación, algo poco probable por la incertidumbre de la concesión.

‘Caso Petrobras’

Esteves fue encarcelado en el marco de la macrocausa Lava Jato que investiga la Policía Federal de Brasil por mandato del juez Sergio Moro desde 2014. Se trata de la mayor trama de corrupción y sobornos de la historia de Brasil articulada alrededor de la petrolera estatal Petrobras en la que han sido acusados y encarcelados empresarios, senadores y diputados de todos los colores políticos. Hay más de 50 personas en prisión por los avances de la investigación.

El banquero, una de las personas más ricas del país con una fortuna estimada en 3.000 millones, fue destituido de su cargo poco después de la detención. En un primer momento se intentó defender su inocencia, pero la fuga de depósitos y la caída sin precedentes de los títulos de la entidad en el parqué propició el despido.

Segunda desinversión de BTG

La situación de la entidad ha llegado a tal límite que se vio forzada a pedir la ayuda pública para evitar la quiebra. Se le dio asistencia financiera, pero a cambio de aplicar una batería de medidas entre las que se encuentra la venta de los negocios que no sean core. Entre ellos, ATLL.

Falta poner una fecha a la desinversión, ya que se baraja la opción de esperar a que la Generalitat rompa el contrato y se cobre una indemnización. El propio consejero de Economía en funciones, Andreu Mas-Colell, reconoció en julio que la Generalitat deberá pagar como mínimo 326 millones para recuperar el control de la gestora de agua en alta (da servicio del lugar de captación a los depósitos de cabecera de los municipios catalanes).

Será la segunda desinversión de BTG Pactual en Cataluña. El banco brasileño cobró una importante plusvalía con su participación en los túneles de Vallvidrera y el Cadí. Ganó 87 millones netos en dos años por vender el 67% de la propiedad al fondo de capital riesgo Ardian. El pelotazo en la segunda operación no está tan claro.