Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fábrica de Nissan en la Zona Franca / EP

Acciona deja en el aire la reapertura de Nissan en Zona Franca

El conflicto laboral en la empresa proveedora afecta al calendario para poner en marcha la automovilística

6 min

Máxima incertidumbre a pocos días de la reapertura de la fábrica de Nissan en la Zona Franca de Barcelona. Pese a que el acuerdo alcanzado entre los trabajadores y la dirección de la automovilística fija el 24 de agosto como fecha para retomar la actividad en las instalaciones, el descuelgue de los empleados de Acciona Facility podría alterar los planes de la multinacional nipona. Además, el cruce de acusaciones entre la cotizada de la familia Entrecanales y la firma industrial complica aún más el futuro inmediato de la factoría.

Los trabajadores de la empresa proveedora no tienen previsto acudir a la planta de la Zona Franca la próxima semana. En declaraciones a Crónica Global, el portavoz de UGT Fica en Acciona Facility, Javier Trenado, recuerda que fue la propia empresa quien les comunicó que rompía unilateralmente su vinculación con Nissan. "La empresa nos informó la semana pasada de la ruptura del contrato con Nissan y nos comunicó un despido colectivo. Acciona no nos ha convocado para reincorporarnos el día 24", indica.

Otoño caliente

Además, el comité de empresa ya ha comunicado tanto a la dirección como a la Generalitat un anuncio de huelga indefinida con un aviso. La medida solo se activará si Acciona Facility les presiona para que regresen a sus puestos de trabajo a la par que la plantilla de la automovilística. Mientras tanto, los sindicatos ya han planeado un calendario de movilizaciones y protestas durante los meses de otoño. "Queremos como mínimo lo mismo que la plantilla interna de Nissan", resume Trenado las demandas del conflicto laboral.

Fuentes sindicales de la fábrica barcelonesa ven con preocupación el movimiento de la subcontrata. Javier Hernández (UGT) cree que la inmensa mayoría de los trabajadores secundarán el paro y complicarán la vuelta a las líneas de montaje. También constata las dificultades para reanudar la producción Javier Turrillo (CGT): "Nos costará cubrir las tareas de Acciona. No tenemos ni suficiente personal ni tenemos formación especializada". "Si Acciona no viene el día 24, no podemos arrancar", sentencia el representante de los trabajadores.

Trabajadores de Acciona subcontratados por Nissan protestan contra el cierre de la automovilística nipona / UGT

 

 

Trabajadores de Acciona subcontratados por Nissan protestan contra el cierre de la automovilística nipona / UGT

Nissan, a la expectativa

Un portavoz de la firma de automoción explica que la fecha de reactivación sigue en pie pese al conflicto laboral que se ha dado en uno de sus proveedores. La compañía está a la expectativa de la reincorporación de todos sus empleados, tanto internos como externos, y emplaza a todas las partes a mantener las negociaciones sobre cómo se retoma la actividad. Los mismos interlocutores apuntan que es la futura mesa por la reindustrialización de la planta de Nissan el entorno ideal para mantener el debate. La automovilística dejará Cataluña en 2021 y todas las firmas proveedoras que le dan servicio casi en exclusiva, cabe recordar que se encuentran ubicadas en el mismo recinto de la Zona Franca, se verán afectadas por la decisión de la multinacional.

En un comunicado, el conglomerado nipón acusa a su proveedor de comunicar "de forma unilateral e inmediata" la finalización de los servicios logísticos de la central. "La dirección de Nissan reitera que la mejor opción a corto plazo para todos los proveedores es el reinicio de la actividad tras la parada técnica de verano", señala el texto.

Planta de Nissan en Barcelona / EP

 

 

Planta de Nissan en Barcelona / EP

Acciona Facility pide diálogo

La filial de Acciona ha respondido a las acusaciones de la automovilística. Fuentes de la cotizada consideran que Nissan ha dejado fuera del acuerdo con su plantilla a las empresas auxiliares, que son "una víctima más" del cierre de las factorías. "En ningún momento se ha ofrecido por parte de Nissan a sus subcontratistas ninguna solución que pudiera atender a sus problemas y necesidades", denuncia.

Los mismos portavoces indican que tienen las puertas abiertas para explorar "cualquier opción de continuidad" que no perjudique los intereses de la compañía ni los derechos de sus trabajadores, como podría ser la subrogación de sus trabajadores. Un debate que consideran que se debería mantener con la multinacional nipona. Actualmente, la empresa emplea a 500 personas y proporciona el suministro de las piezas a las cadenas de ensamblaje de la fábrica, tanto a la de furgonetas como a la de vehículos eléctricos.