Menú Buscar
Una de las depuradoras de gestiona la Agencia Catalana del Agua (ACA), situada en la localidad de Corbera d'Ebre / CG

La ACA gasta seis millones tras siete años a régimen

La empresa pública ha reducido su deuda de los 1.368 millones a los 250 millones de euros, una cifra que le permitió impulsar un plan en el que espera invertir 58 millones hasta 2020

17.06.2017 00:00 h.
4 min

La Agencia Catalana del Agua (ACA) empieza a dejar atrás la dieta de inversiones que inició en 2010 por el abultado déficit de sus cuentas. La empresa pública presidida por Jordi Agustí ha licitado esta semana varios proyectos para mejorar la red de agua potable catalana que conjuntamente superan los seis millones de euros. Una cifra impensable en la compañía hace tan sólo un año.

La deuda actual asciende a 250 millones de euros. Alcanzó el máximo en 2010. En ese ejercicio, estuvo al borde de la quiebra por arrastrar 1.368 millones de euros de déficit.

El entonces director, Leonard Carcolé, renegoció el reintegro con la banca acreedora. Lo hizo a un tipo de interés muy alto que se ha intentando rebajar en los sucesivos años, cuando el contexto económico ha mejorado. Por el momento, sin éxito.

Depuradora de Selva del Camp

La ACA inicia los trámites administrativos para una obra demandada desde hace años en la provincia de Tarragona: la construcción de un nuevo colector en alta y una estación depuradora de aguas residuales (EDAR) en el municipio de Selva del Camp.

Ha abierto una convocatoria para adjudicar la redacción del proyecto constructivo. Es decir, la base administrativa para iniciar después la licitación constructiva propiamente dicha. El presupuesto de la licitación con IVA es de 93.533 euros.

Proyectos adjudicados

Por otro lado, la estación depuradora de Figueres (Girona) se beneficiará de cuatro iniciativas de mejora cuya construcción está adjudicada. Las concesiones ascienden a 5,2 millones en total, con el IVA incluido.

El principal contrato se lo lleva Aquambiente (Aqualoy-Grupo Agbar). Remodelará y mejorará la infraestructura por 4,9 millones. Se encargará del proyecto ejecutivo, mientras que la dirección de la obra, la ambiental y la coordinación de las tareas de seguridad se han repartido en tres lotes entre la unión de ABM y A7Di (190.333 euros); Atenea (85.283 euros), e Inlex (21.175 euros).

La empresa pública también reformará la instalación eléctrica de presa del pantano La Baells y renovará los desagües de la presa del embalse de Sant Ponç. Auxiliar de Servicios y Asistencia realizará el primero por 258.400 euros y la participada de Agbar el segundo, con un importe de adjudicación de 725.00 euros.

Plan de obras hasta 2020

Estos proyectos se enmarcan en las cuatro líneas de subvención y el plan de obras por valor de 58 millones de euros que se anunció en el último consejo de administración de la ACA con el horizonte 2017-20.

A principios de mes se licitaron otros siete contratos por más de 596.000 euros. En este caso, todas las licitaciones se enfocaban a redactar los proyectos constructivos para futuras depuradoras del territorio y para ampliar algunas de las existentes.

La falta de capacidad económica de la ACA ha provocado que en los últimos siete años se acumularan proyectos a los que atender. Fuentes de la empresa pública indican que se atenderán en la medida que sea posible y con el criterio de urgencia como máxima para priorizar.