Menú Buscar
Pásate al modo ahorro
Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra / EP

Abril-Martorell justifica que la industria de Defensa es clave en la recuperación

El presidente de Indra considera que el sector debería contribuir de forma nuclear en la evolución hacia una economía de mayor valor y productividad

3 min

Fernando Abril-Martorell, presidente de Indra, considera que la industria española de Defensa debería tener un papel fundamental en la evolución hacia una economía de mayor valor y productividad, gracias a sus aportaciones a factores como la digitalización y la reindustrialización.

Este sector ”tiene el potencial de hacer una gran contribución a la reconstrucción de nuestra economía y a una estrategia de reindustrialización de España, que se acabaría traduciendo en más valor, más I+D y más empleos de calidad”, ha señalado el ejecutivo durante su intervención en un acto del Club Diálogos por la Democracia.

Efecto multiplicador

En presencia de la secretaria de Estado de Defensa, Esperanza Casteleiro, Abril-Martorell ha destacado el perfil eminentemente tecnológico del sector, a lo que se une su capacidad tractora de la economía, sus elevados índices de exportación y su capacidad de generar empleo de alta cualificación.

En este sentido, el presidente de Indra ha destacado el efecto multiplicador que ofrece un sector en el que “cada euro invertido genera 2,5 euros en el conjunto de la economía”.

Proyectos europeos

También ha destacado el "apreciable" esfuerzo inversor que el Gobierno español y la Unión Europea están impulsando en el ámbito de Defensa y ha señalado que "sólo con una industria nacional fuerte podremos preservar nuestra soberanía tecnológica y optar a una posición relevante en el marco europeo de Defensa, nuestro mercado natural y hacia donde nos encaminamos".

En esta línea, ha apuntado la participación de España en el programa NGWS/FCAS, el nuevo sistema aéreo de combate europeo, junto con Francia y Alemania, sobre el que a su juicio "constituye la mejor oportunidad de transformación y sofisticación de la industria nacional de Defensa en las próximas décadas y un reto tecnológico e industrial sin precedentes para nuestro país y para la industria española".

Invertir

A su juicio, España se juega tener un papel relevante en este tipo de proyectos europeos, que contribuyen de forma notable al desarrollo de la economía del Viejo Continente.

Para Abril-Martorell, la mejor manera de que España pueda cumplir con este cometido es aportar de manera firme por el sector con inversiones y aportaciones notable de recursos en estos programas.